Desgraciadamente y debido al gran salto de las nuevas necesidades tecnológicas, las ofertas de trabajo falsas se han vuelto muy comunes de ver en Internet. Pueden llegar a través del: correo electrónico vía spam, por mensajes de la red social de LinkedIn o incluso en textos cortos por WhatsApp y Facebook Messenger. Aunque sean despampanantes y tentadoras, muchas de estas ofertas —que llegan como oportunidades únicas— son estafas de gran magnitud que buscan robar no solo nuestra información personal, también sumas monetarias. Prometen buenos ingresos por pocas horas de trabajo, un puesto alto con requisitos básicos y demasiados bonos de parte de empresas muy conocidas, pero todo es —indiscutiblemente— fraudulento.

Generalmente estos modelos de negocios se parecen a las estafas piramidales o esquemas ponzi, que son perfectamente planificados para que las personas que tienen mayor desconocimiento de las funciones del mundo digital, caigan. Por ello ESET, la compañía especializada en la detección proactiva de amenazas, advirtió sobre estas artimañas que además de afectar en el plano monetario, pueden terminar por usurpar la identidad de sus víctimas. El jefe del Laboratorio de Investigación de la misma empresa, Camilo Gutiérrez Amaya, aseguró que

“Los delincuentes que contactan a distintos usuarios, obtienen la información de portales de empleo, de perfiles de LinkedIn o de una base de datos robada o comprada en algún foro clandestino». Esto porque gran parte de la información en general son de carácter público.

Sin embargo —y según la experta en amenazas digitales—, hay algunas señales que nos pueden indicar que el «empleo soñado» en realidad se trata de un intento de fraude. Sabemos que los canales de comunicación pueden ser por e-mail, plataformas como LinkedIn, WhatsApp y Facebook Messenger, así que, dependiendo de cada rubro especializado, estas son las posibles señales para detectar que la «oferta de trabajo» en realidad es un engaño:l

Falta de personalización del mensaje

uando no viene dirigido a nosotros el mensaje, podemos deducir que se trata de un texto spam. En general, el contacto es desde una dirección genérica con uso de bots y no de una persona real, lo que indica que además de ti, se mandó a una gran lista de contactos de correo electrónico que quizás se recopilaron de forma aleatoria. Esto es para captar a un mayor número de víctimas. No obstante, los especialistas de ESET recopilaron ejemplos de correos fraudulentos donde utilizaban el nombre de pila de la persona e incluso parte de sus datos personales. Así que, si bien esto puede «romper la regla», los estafadores también pueden usar estos datos que también se replicarían en una propuesta genuina. El punto es ignorarlos con base a los otros puntos que mencionaremos. Ejemplo:

  • Estimado Sr./Sra.:

La falta de información sobre el empleo y sin requisitos

Si bien existen trabajos que no requieren ninguna experiencia específica ni títulos profesionales, pero hay casos en los que, no incluyen nombre para el puesto de trabajo, eso sugiere que el principal interés es sacar dinero de solicitudes para empleos inexistentes. Por otro lado, no es inusual encontrar otras versiones de estafa que incluyen una larga lista de empleos disponibles, desde encargado de la piscina hasta gerente del restaurante. Ejemplo:

  • Soy Miss Eliza Johnson de Canadá, yo La Gerente De Travelers Inn Hotel, El Hotel Necesitar Hombre Y Mujer Que Pueda Trabajar Y Vivir En Traveler Inn Hotels aquí en Canadá.

Beneficios excesivos

Los aprovechamientos en este caso incluyen un paquete de traslado y reubicación con recompensas bastantes generosas como para ser reales. Ejemplo:

  • Pasaje aéreo gratuito a Canadá.
  • Vacaciones pagadas.
  • Capacitación y ascensos regulares.
  • Beca de estudios para un hijo de cada empleado.
  • Asistencia médica y hospedaje para empleados de tiempo completo.
  • Jubilación y Premios.

Atención con la dirección de origen

Ésta es una “alerta roja” fundamental. Prestar atención a los nombres de dominio en los correos que parecen apropiados en un contexto como una oferta de empleo, tipo “consultant.com”, “contractor.com” o “accountant.com”, ya que estos ejemplos son algunos de los posibles dominios que ofrecen servicios como mail.com, un proveedor de cuentas gratuitas de correo electrónico asociado a un popular proveedor de sitios Web. Si bien este servicio es totalmente legítimo, la posibilidad de crear direcciones de correo con estos dominios tiene atractivos evidentes para los estafadores que buscan direcciones de correo electrónico creíbles.
Antes de responder a una dirección que parece legítima, es importante hacer el ejercicio de verificar la lista de dominios de direcciones gratuitas. Ejemplo: 

  • Correo electrónico de contacto: nombre_relacionado_con_el_hotel]@worker.com