Sentimientos encontrados, llenas de emoción hasta las lágrimas, fue lo que experimentaron madres de familia que ahora, ya son dueñas de sus viviendas y que anteriormente no tenían un techo propio.

Dentro del Plan Integral de Desarrollo del Tren Maya, se contempla este apoyo a familias que vivían en el derecho de vía de la magna obra y que lejos de haber sido desalojadas, fuero reubicadas y se les dotó de una vivienda.

La señora, María del Carmen Álvarez Domínguez, originaria de “Gregorio Méndez” (Pénjamo) del municipio de Emiliano Zapara, quien al principio dudó que fuera obtener una vivienda, hoy agradece al gobierno del presidente López Obrador, el que ahora ya cuente con un patrimonio para ella y sus hijos.

Sin encontrar palabras para agradecer el apoyo, la señora María del Carmen, dijo estar satisfecha con su nueva vivienda, además que ha dejado de pagar renta por la vivienda que se ubicaba en los derechos de vía del proyecto del “Tren Maya”.

Luego de 27 años de vivir en una pequeña casa prestada, doña Manuela Cortés Pérez, otra de las beneficiarias, recuerda con nostalgia su antigua vivienda, y que ahora compartirá con sus hijos y nueras.

Doña Dora Domínguez Molina, es otra de las 20 beneficiarias del programa del plan de desarrollo del “Tren Maya” en el municipio de Emiliano Zapata; ella vivía en un edificio que sirvieron como oficinal en el antiguo tren.

Reconoció que, al principio, al igual que sus nuevos vecinos no creyó que fuera obtener una vivienda y aunque se hizo la idea que sería desalojada, guardó con mucha esperanza, la posibilidad que hoy ve cristalizada en una vivienda nueva.

Es de recordad que cada vivienda consta de 75.25 metros cuadrados, dos habitaciones, un baño completo, espacio para sala, comedor, cocina, pórtico y área de lavado; además, cuentan con todos los servicios públicos.