Ernesto Alfredo Piñón de la Cruz, El Neto, murió la madrugada del jueves 5 de enero tras enfrentar a agentes estatales y federales en Ciudad Juárez, Chihuahua.

Según confirmó el gobierno del estado, el líder de Los Mexicles fue identificado durante un operativo conjunto en el que participaron la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Agencia Estatal de Investigación, la Fiscalía de Distrito zona Norte y la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de la entidad.

El reporte oficial sostuvo que durante las acciones implementadas para localizar y recapturar a los 30 reos fugados del Centro Estatal de Reinserción Social (Cereso) No. 3, El Neto se enfrentó a balazos con los elementos de las distintas corporaciones en las inmediaciones de las calles Toltecas y Tzetzales de la colonia Aztecas.

Los uniformados lo ubicaron en un domicilio de dicha colonia, en el cual fueron recibidos a tiros y, al repeler la agresión, se inició el primer intercambio de balas. Posteriormente, Ernesto Piñón de la Cruz intentó huir en un vehículo y se impactó contra una gasolinera.

En el lugar mantuvo la confrontación con los agentes del orden, pero fue herido de gravedad. De acuerdo con el recuento de los hechos, murió mientras era trasladado a las instalaciones de la Fiscalía de Distrito Zona Norte.

Durante el operativo, la Agencia Estatal de Investigación logró asegurar un vehículo blindado BMW (en el que trató de escapar), ocho armas largas y cinco chalecos tácticos.

Según reportaron medios locales, el combate entre el jefe de la banda criminal y policías de Investigación se suscitó cerca de la una de la mañana, cuando los agentes arribaron al inmueble en donde estaba escondido. El deceso fue confirmado de manera oficial a las 04:32 horas por la gobernadora Maru Campos.

Esto ocurrió “después de más de dos días de trabajo y luego de que el equipo multidisciplinario y de inteligencia de la Agencia Estatal de Investigación, arrojara resultados de diversos lugares de ubicación de varios de los evadidos”, especificó el Gobierno de Chihuahua.

De los 30 reos que lograron escapar del Cereso No. 3 el pasado 1 de enero, El Neto era el objetivo principal. El sujeto que era señalado como segundo al mando de Los Mexicles y su principal subalterno, César Vega Muñoz —conocido como El Chilín— murió durante la fuga.

“Informo que durante la madrugada de este jueves, gracias el equipo de inteligencia de fiscalía estatal y en coordinación con los tres órdenes de gobierno se ubicó, persiguió, quedó lesionado pero en el trayecto perdió la vida ‘El Neto’, responsable del suceso del Cereso 3″, fue el mensaje con el que la mandataria estatal notificó la muerte de Piñón de la Cruz.

El operativo que derivó en la caída del cabecilla criminal desató una oleada de violencia durante la madrugada del 5 de enero. A la serie de balaceras, incendios en establecimientos y vehículos envueltos en llamas se le bautizó entre los locales como un nuevo “jueves negro”, en alusión a las brutales agresiones ocurridas el 11 de agosto de 2022 que habrían sido ordenadas, precisamente, por El Neto para impedir su traslado a un penal federal.

Hasta las cinco de la mañana de este día, habían sido reportados al menos cuatro vehículos prendidos en llamas, así como incendios provocados en dos establecimientos comerciales y balaceras en diversos puntos de la ciudad.

Fuente: Infobae