Extra oficialmente se supo que la pesada unidad cargada de cemento era perseguida por la policía, quienes en varias ocasiones le marcaron el alto, sin que el conductor obedeciera.
En un operativo exprés, autoridades estatales y municipales le cerraron el paso a la altura de la ranchería “San Juan el Alto” segunda sección del municipio de Jalapa, muy cerca del cruce conocido como “El Portón”.
Para poder detener la unidad, las autoridades dispararon a las llantas, sin embargo, pero el conductor no pudo ser detenido.
El ruido de las detonaciones de las armas, las torretas de las unidades policiacas y el tráfico vial que se formó, irrumpió la calma y alertaron a los habitantes de la zona, quienes en un primer momento creían que se trataba de un atropellado.
Hasta el momento las autoridades no han emitido un reporte oficial de los hechos, por lo que no se sabe con exactitud los motivos de la persecución,