El terror se apoderó de varias regiones de Perú cuando un grupo de venezolanos, todos con antecedentes penales, huyó de su país de origen y se instaló en el andino formando una banda de secuestradores y asesinos seriales, forjada en el Tren de Aragua, organización criminal de Venezuela que tiene sus bases en la cárcel de Tocorón. Durante todo el 2022 azotó la nación referida y recientemente 15 de sus integrantes fueron detenidos por la Policía Nacional del Perú (PNP).

Se hacen llamar “Los Reyes del Secuestro”y hacen honor a su nombre. Además de dedicarse a extorsionar, en un solo día asesinaban a varias personas. La tortura era parte de operar y un sello “personal” de la banda. También dejaban sus redes criminales en todos lados por los que iban, haciendo que surgieran nuevas células que seguían sus pasos, de manera independiente. 

Tenían su bunker en San Martín de Porres, donde operaban, también lo hacían en el norte de Lima. Dentro de su sitio de operaciones grababan videos intimidatorios para sus rivales, también allí planificaban cuando secuestrar y asesinar a cada una de sus víctimas. 

Generalmente sus asesinatos obedecen a enfrentamientos entre bandas rivales, algo muy constante en Venezuela Perú, pero en un caso las autoridades sospechan que un hombre asesinado era un blanco equivocado, pues la víctima mortal, que trabajaba en el área de fotocopias de un centro educativo, no tenía antecedentes penales ni vínculos con bandas delictivas.

Ese hecho sucedió en diciembre, mes en que se registraron varios asesinatos más, todos atribuidos a “Los Reyes del Secuestro”, Horas antes de Navidad fue asesinado Jefferson Gomez Fumana, un hombre de nacionalidad venezolana, durante la refriega, otras personas resultaron heridas. El muerto tenía antecedentes penales y uno de los heridos contaba con un ingreso al penal Aucallama de Huaral.

“Los Reyes del Secuestro” pretendían instaurar las costumbres de su país y de su banda en el Perú, para lograrlo, no asesinaban a sus rivales de inmediato, primero los privaban de la libertad, luego los torturaban, los despojaban de todo su dinero y finalmente les quitaban la vida.

Como parte de las torturas se incluía el desmembramiento, el cual grababan y enviaban a los otros miembros de la banda contraria o a las personas que pretendían extorsionar. 

Los arrestos significan un respiro para la población, pues es un fuerte golpe para la banda criminal. Durante el operativo de detención se confiscaron granadas, armas de fuego, marihuana y pasta de cocaína.

Fuente: PULSO