A partir de este viernes el uso del cubrebocas será opcional en los planteles educativos de Nuevo León, informó la secretaria de salud estatal, Alma Rosa Marroquín, al enfatizar que la decisión se tomó en el comité de salud que sesionó esta mañana.

La medida previamente fue propuesta por el gobernador Samuel García Sepúlveda, quién el martes pasado admitió que, a raíz de diversas quejas y molestias de padres de familia, optó por que se analizara retirar esta obligatoriedad.

La funcionaria estatal señaló durante el Nuevo León Informa que serán los padres de familia quienes tomarán la decisión sobre el uso de la mascarilla en sus hijos, esto al considerar factores como el hecho de que no haya saturación en las hospitalizaciones durante esta sexta ola.  

Por otra parte indicó que se debe considerar los casos con niños que presenten alguna enfermedad o convivan con personas adultas mayores, o con personas con enfermedades crónicas, para que utilicen esta protección.

El comité sesionó el día de hoy y, derivado de la información presentada, el comité sesionó y decidió que el uso del cubrebocas será opcional a partir del día de mañana en los planteles educativos.

¿Cuáles son las consideraciones? Y por eso el énfasis, niños vulnerables, niños que conviven con adultos mayores de forma permanente, niños que tienen hermanos que están sometiéndose a un tratamiento importante de quimioterapia, por eso el énfasis en el uso de cubrebocas en las personas vulnerables», sostuvo la funcionaria.

Sin embargo, el uso del aditamento deberá continuar en centros hospitalarios, transporte público, asilos y la recomendación de su uso en espacios cerrados queda a criterio de la ciudadanía.

Antes del anuncio oficial, el gobernador Samuel García Sepúlveda confirmó esta nueva medida a través de sus redes sociales.

En la conferencia, Marroquín dijo que que se presentaron 379 nuevos contagios de covid-19, con corte al 11 de enero, así como 71 hospitalizados, seis de ellos en terapia intensiva, y dos nuevas defunciones a causa del  virus.

Fuente: Excelsior