La Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC) reveló que el Plan Contra la Inflación y Carestía (PACIC) “no logra aterrizar” pues en ningún estado de la república se encuentran los 24 productos, de mediana calidad, en menos de mil 039 pesos, tal como se acordó entre gobierno y empresarios.

En un sondeo de precios en las principales tiendas de autoservicio como Walmart, Soriana y Chedraui se encontró que los productos de dividen en tres categorías: de baja calidad con precios que oscilan entre mil 25 a mil 45 pesos; los de calidad media, van de mil 41 a mil 181 pesos; y los productos de más alta calidad oscilan entre mil 245 a mil 460 pesos.

De tal manera, indicó ANPEC, “los productos de baja calidad son los que menos se venden y los de calidad media son los de mayor demanda y los de gama alta quedan inalcanzables al consumidor, casi prohibidos al poder de compra”.

El sondeo que se realizó del 16 al 20 de enero pasados, reveló además que, 2023 y en ningún caso, sea en el canal moderno o en el tradicional, la canasta PACIC se puede comprar en menos de mil 39 pesos, esto en productos de gama media, segmento de consumo mayoritario.

Por ello, afirmó “el PACIC no logra aterrizar en la acción del mercado y bajar los precios de los productos”.

Paquete contra la inflación

Como se recordará el primer PACIC surgió el 4 de mayo de y se refrendó el 3 de octubre de 2022 con el Acuerdo de Apertura Contra la Inflación y la Carestía (APECIC).

Ahora, según la Alianza Nacional, en unos días se presentará la tercera versión del Paquete contra la Inflación, no obstante -considera- “volverá a perder la batalla”, pues ahora se incluirán 30 nuevos productos no prioritarios que diluyen su acción aún más.

Los PACICs son una acción del Estado que va en curso y a contraflujo del entorno económico imperante y buscan garantizar la alimentación de los mexicanos. Por ello, insistió la ANPEC deberían buscarse nuevas alternativas para disminuir la inflación a través de un «Gran Trato» en donde participen todos los sectores de la sociedad.

Por último, indicó que es negativo que ya no participe el sector privado y que solo el Estado trate de controlar la inflación a través de condiciones y ventajas arancelarias para la importación de insumos y productos alimenticios buscando con ello bajar los precios.

Fuente: Heraldo de México