El técnico de laboratorio Ross McCullamtenía todo planeado para convivir en su casacon su compañera de trabajo con la que apenas tenía un mes de haber empezado a salir con ella en una relación de pareja; sin embargo, un momento de “ira ciega” lo llevó a asesinarla al sentirse humillado por no lograr tener una erección.

El homicidio ocurrió el pasado 6 de agosto de 2021 en el Reino Unido cuando McCullam de 30 años invitó a Megan Newborough de entonces 23 años de edad a pasar una rato en casa. El técnico laboratorista había comprado una pastillas de Tadalafil que se usan para tratar la disfunción eréctil, y al recibirlas, fue cuando cerró la cita que tendría con su compañera de trabajo.

Sin embargo, el efecto de la medicina no logró surtir efecto en Ross McCullam quien se sintió humillado y comenzó a atacar a la joven mujer. En un arranque de furia ciega, como lo sugirieron en la audiencia del crimen, tomó a Megan por el cuello y empezó a estrangularla con el fin de borrar ese momento. Tras ahorcar a la víctima, finalmente el hombre la cortó por el cuello y la mató.

Dictan sentencia a Ross McCullam

Este lunes, el acusado de asesinato de Megan Newborough recibió una condena por parte del Tribunal de la Corona de Leicester, en donde le señalaron a Ross McCullam que había atacado a la víctima “con una rabia ciega, porque habías sido humillado”.

En una de sus intervenciones durante una de las comparecencias, el acusado de asesinato aseguró que asesinó a Megan ya que cuando estaban en el encuentro sexual, de pronto lo hizo recordar un abuso sexual que vivió durante su infancia, señaló el medio local Daily Star.

«Tu pene no funcionó. La odiaste por todas las cosas que era y todas las cosas que no podías ser», dio el fiscal.

ross
Ross McCullam durante el juicio donde le dictaron sentencia. Foto: Daily Star

Tras conocer que fue declarado culpable del asesinato de Megan Newborough, Ross McCullam todavía espera ir a una nueva audiendia en la cual se le dará a conocer la pena que tendrá que pagar en la cárcel por el caso de homicidio en contra de su colega en el laboratorio con quien llevaba un mes saliendo como algo más que solo amigos.

La ira ciega como causante de asesinatos

Los casos de furia ciega han llevado a que los agresores asesinen a sus parejas, tal fue el caso de Thomas Nutt, un hombre que intentó rehacer su vida tras separarse de su esposa y madre de sus hijos, debido a que fue denunciado por violencia doméstica.Kimberly Allcock, la expareja del hombre decidió advertir a la nueva pareja de su ex sobre el potencial peligro del que podría ser víctima. 

En una ocasión, kimberly contó que su entonces esposo la golpeó fuertemente en la cabeza a pesar de que los observaba su hija de 5 años de edad, tal fue el impacto de las agresiones que en aquella ocasión, la niña gritó de desesperación lo que hizo que Thomas Nutt se detuviera y no siguiera maltratando a la mujer. 

Pese a la advertencia, Dawn Walker no le tomó mayor importancia aunque vio las fotos de Kimberly golpeada por los ataques de Nutt, hasta que un día, la ex del hombre agresivo envió un último mensaje a Dawn, pero ya no le respondió más, hasta que finalmente el cuerpo de la nueva pareja de su ex, fue encontrado dentro de una maleta que fue tirada entre unos arbustos.

Fuente: PULSO