Trabajadoras jubiladas del hospital del niño “Rodolfo Nieto Padrón” exigieron a la Secretaría de Salud, que sus plazas sean otorgadas a sus hijos ya que, desde el 2018 que se jubilaron, no saben que ha pasado con estos espacios

Una de las jubiladas, Bertha Vázquez Domínguez, al abordar a la titular de la secretaría de Salud, Silvia Roldán Fernández, indicó que son más de 30 trabajadores jubilados que desde el 2016 dejaron sus labores y pidieron que sus plazas se las otorgaran a sus hijos, pero, hasta ahora no ha pasado nada.

Acompañada de Rafaela Baeza Villegas y María Lourdes Bautista de la Cruz, comentó que las bases laborales que piden, son del área de patología, intendencia, entre otras; sin embargo, Roldán Fernández les hizo saber que esa petición corresponde al sindicato estatal atenderla.

En tanto, Vázquez Domínguez mencionó que sí se han acercado al Sindicato Independiente de Trabajadores de la Secretaría de Salud en el Estado de Tabasco (SITSSAET) que dirige Lucía Lázaro Pérez, aunque no le han dado respuesta y por el contrario, dijo saber que dichas plazas, se las dieron a otras personas desde el pasado 2020.

Las jubiladas acusaron a la secretaria general del SITSSAET Lucia Lázaro, de nunca haberlas recibido y a pesar de haberle planteado la problemática, la organización sindical les extendió solo un papel para tenerlos engañados.