Al menos tres mujeres han muerto y otras cuatro personas han resultado heridas por los disparos efectuados por un hombre que abrió fuego en una reunión de una comunidad de vecinos en un barrio periférico de la capital por causas aún por esclarecer.

El alcalde de Roma, Roberto Gualtieri, confirmó y lamentó este “gravísimo episodio de violencia que ha conmocionado a la ciudad” y expresó su “cercanía” a las familias de las tres víctimas y del resto de damnificados por el suceso.

El tiroteo tuvo lugar en las instalaciones de un bar de la vía Monte Giberto, en el barrio periférico de Colle Salario, al norte de la ciudad, donde se celebraba una reunión de vecinos.

En este momento uno de los inquilinos de la comunidad accedió al local, cerró la puerta y abrió fuego contra los administradores para después disparar a otros convecinos, según explican algunos testigos presenciales a la televisión pública RAI.

El autor de los disparos, un hombre de 57 años, fue localizado, desarmado y arrestado por los agentes de la policia y ya se encuentra en dependencias policiales.

Por el momento se desconocen las razones del suceso aunque según las primeras reconstrucciones el origen son las desavenencias entre el homicida y los administradores del inmueble.

En concreto, hay tres heridos por arma de fuego que están siendo atendidos en los hospitales romanos de Sant’Andrea, Umberto I y el Gemelli, según explicó el asesor de Sanidad de la región del Lacio, Alessio D’Amato.

Los vecinos han asegurado que conocían al agresor, al que describen como “cerrado” y “reservado”, y al parecer mantenía un litigio con la comunidad, a la que ya había amenazado en el pasado.

Fueron ellos los que dieron la voz de alarma llamando enseguida a los servicios de emergencia, que enviaron al lugar a la policía y cuatro ambulancias.

Gualtieri ha convocado para mañana una reunión del comité para el orden y la seguridad pública.

Fuente: PULSO