Comer comida del día anterior es una práctica muy común entre familias de América Latina. De acuerdo con especialistas, esto no representaría algún riesgo para la salud, siempre y cuando los alimentos hayan sido guardados adecuadamente, de lo contrario podría ocasionar problemas a la salud; tal es el caso de un joven estadounidense, quien tuvo que someterse a una amputación de extremidades luego de ingerir fideos que había comprado 24 horas antes.

Los hechos se hicieron populares gracias al Youtuber “Chubbyemu”, un toxicólogo que realmente se llama Bernard Hsu. De acuerdo con el influencer, la víctima que sufrió una amputación de las extremidades, fue un chico de 19 años quien presuntamente comió pollo y tallarines chinos que había comprado dentro de un restaurante de comida china.

El joven se enfermó luego de comer fideos chinos. Foto: Pixabay.

El expediente del caso, fue publicado en 2021, en el portal científico estadounidense “The New England Journal of Medicine”; en la publicación, se detalla que el paciente sufrió varios episodios de vómitos junto con dolor de estómago y náuseas que empezaron después de que el joven decidió ingerir las sobras del día anterior, una práctica que resulta común para millones de personas en todo el mundo.

Debido a su sintomatología, el joven fue llevado de emergencia al hospital, donde también empezó a presentar otro tipo de síntomas, tales como: debilidad, malestar general, visión borrosa, rigidez en el cuello, dolor en el pecho, dificultad para respirar y dolor de cabeza. Pero, lo que verdaderamente alarmó a los médicos fue que la piel del paciente  comenzó a tornarse morada, razón por la cual fue trasladado inmediatamente a una instalación de segundo nivel: el Hospital General de Massachusetts.

En el nosocomio de especialidad, el joven fue diagnosticado con Púrpura fulminante meningocócica, un padecimiento que, de acuerdo con expertos de la Universidad Nacional Autónoma de México, es una enfermedad causada por una infección sistémica por meningococo o enfermedad invasiva por estreptococo (es decir, una infección bacteriana). Tras el diagnóstico, el paciente fue tratado por insuficiencia orgánica, manchas y una erupción progresiva en su piel.

El diagnostico fue dado en un hospital de segundo nivel. Foto: Pixabay.

Pero, al no ver mejoras, los médicos realizaron nuevos análisis y finalmente lo diagnosticaron con Neisseria Meningitidis, una bacteria que, según el estudio clínico publicado en “The New England Journal of Medicine”, tienen en la nariz alrededor del 10 por ciento de los jóvenes y adultos en el mundo.https://d-2978597834250003179.ampproject.net/2211182146000/frame.html

De acuerdo con el mismo estudio, esta bacteria solo se desarrolla en una de cada 10 mil personas que la portan y para desgracia del joven, él fue una de las personas que desarrolló la terrible enfermedad. Derivado de la infección bacteriana, los médicos tuvieron que amputarle sus dos piernas desde la parte de abajo de la rodilla y algunas falanges de los 10 dedos de sus manos.

Según información del estudio, el 20% de los pacientes que sobreviven a esta enfermedad pueden tener una secuela permanente. La secuela más frecuente es la hipoacusia neurosensorial. Otras secuelas importantes son: trastornos del lenguaje, retraso mental, anomalías motoras, convulsiones, trastornos visuales o pérdida de un brazo o pierna.