Los gobiernos de México, Argentina, Bolivia y Colombia expresaron este lunes “su profunda preocupación por los recientes sucesos que resultaron en la remoción y detención de Pedro Castillo”, al que aún consideran presidente de Perú y que ven como “víctima de un antidemocrático hostigamiento”.

Las cuatro naciones resaltaron, que desde el día de su elección, Castillo fue víctima de un “antidemocrático hostigamiento, violatorio del artículo 23 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, ‘Pacto de Costa Rica’”.

“Solicitamos de las autoridades que respeten a cabalidad los derechos humanos del presidente Pedro Castillo y que se le garantice la protección judicial”, mencionaron los gobiernos en un comunicado en conjunto publicado por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de México en torno a la situación de Castillo.

Además, hicieron un llamado a todos los actores involucrados en el proceso para que “prioricen la voluntad ciudadana que se pronunció en las urnas”.

México, Argentina, Bolivia y Colombia aún reconocen a Pedro Castillo como presidente de Perú - ordenan-anular-denuncia-contra-pedro-castillo
El expresidente de Perú, Pedro Castillo. Foto: EFE

“Es la manera de interpretar los alcances y sentidos de la noción de democracia recogida en el Sistema Interamericano de Derechos Humanos.  Exhortamos a quienes integran las instituciones de abstenerse de revertir la voluntad popular expresada con el libre sufragio”, agregaron las naciones.

Castillo permanece detenido tras ser destituido el pasado miércoles por el Congreso, luego de dictar la disolución del Legislativo y anunciar que conformaría un Ejecutivo de emergencia, gobernaría por decreto, convocaría una asamblea constituyente y llevaría a cabo una reorganización del sistema judicial.

El exgobernante publicó este lunes una carta desde su centro de arresto, al que fue trasladado tras su fallido autogolpe de Estado, en la que escribió que considera estar “secuestrado” y tachó de “usurpadora” a la mandataria Dina Boluarte, que asumió la jefatura de Estado tras su destitución.

Posteriormente criticó a Boluarte, elegida como vicepresidenta en la fórmula que encabezó él en las elecciones de 2021 y que juró el cargo de jefa de Estado tras su destitución. Especialmente, cuestionó su propuesta de adelanto de elecciones generales para abril de 2024.

Fuente: PULSO