Historia pura de Marruecos. El caballo negro de Qatar 2022 sigue con vida en el torneo tras eliminar a la Portugal de Cristiano Ronaldo en los cuartos de final. Con un gol de En-Nesyri, el conjunto norteafricano se mete a semifinales. Primera vez que un equipo de África se mete a la antesala de final. Gran sorpresa en Medio Oriente y duro golpe para un CR7 que se marchó entre lágrimas del Al Zumama en su último Mundial.

Los Leones del Atlas volvieron a apostar a su estrategia defensiva y vaya que les funcionó.Los de Walid Regragui no se mostraron incómodos al estar resguardados en la parte de atrás, donde además tienen a una de las figuras de este Mundial: Bono, quien fue clave para evitar un posible empate de Portugal. El arquero del Sevilla salvó a los marroquíes de los constantes embates lusos. Bruno Fernandes, João Félix, Bernardo Silva, Rafael Leão y el propio Cristiano Ronaldo se quedaron a las puertas del gol gracias a la excelente actuación Yassine. 

Nadie ha podido marcarle a Bono en esta Copa del Mundo en tiempo regular, el único tanto en contra que registran los norteafricanos hasta ahora fue contra Canadá en la fase de grupos y se trató de un autogol de Aguerd. 

Fernando Santos volvía a sorprende en este arranque dejando a Cristiano Ronaldo en el banquillo, la apuesta ante Suiza en el partido pasado de dejar al exjugador del United también en la banca le había salido a la perfección con un paso arrollador, pero esta vez, se toparon con una verdadera muralla. 

Los portugueses no salieron a especular y desde el primer minuto buscaron meterse al área rival. João Félix tuvo la primera oportunidad apenas a los cinco minutos con un testarazo que Bono sacó.Ya avisaba desde entonces el portero marroquí lo que podía salvar. Más tarde, los lusos tuvieron que cruzar balones por arriba para poder acercarse a la zona contraria, pues por abajo sabían que era casi imposible superar a la defensa africana.

En la recta final, Bono volvió a convertirse en héroe con una espectacular atajada al disparo de Félix. Aboukhlal también tuvo una gran oportunidad para sentenciar pero falló un mano a mano con Diogo Costa y en la última jugada Pepe mandó un cabezazo que rozó el poste izquierdo del portero sevillista. 

Marruecos resistió de principio a fin y se mantiene como una de las selecciones invictas en esta Copa del Mundo, dando una gran alegría para toda África que por primera vez se ve representada en unas semifinales mundialistas. Ahora, espera rival del Francia vs Inglaterra.

Fuente: PULSO