El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró este martes que una vez pasando con el periodo de prueba e integración, la refinería de Dos Bocas, Tabasco, estará produciendo al 100 por ciento a mediados del próximo año. 

Dicha obra fue inaugurada por el titular del Ejecutivo federal en su primera fase el 1 de julio pasado, pero al momento no ha comenzado su producción. López Obrador garantizó que tendrá una capacidad de producción de 340 mil barriles diarios. 

“Ya está terminada, está en una fase de integración, lleva tiempo también el periodo de prueba, pero yo espero que el año próximo esté produciendo a toda su capacidad, que podamos tenerla a más tardar a mediados del año próximo, pero tenemos tiempo para que antes de terminar, vamos a tener como un año para estarla operando”, dijo en la conferencia mañanera en Palacio Nacional.

López Obrador también reveló, sin entrar en detalles, que recientemente compraron a una empresa extranjera una planta dentro de un complejo de refinación de petróleo, la cual originalmente pertenecía a la nación, pero fue vendida en sexenios pasados. Adelantó que en otro punto, en Tula, Hidalgo, están negociando la adquisición de otra planta. 

“Se están rehabilitando las seis porque las dejaron ya a punto de convertirse en chatarras, porque ese era el propósito, seguir vendiendo petróleo y comprar gasolinas. Incluso llegaron a vender plantas al interior de los complejos de refinación que ahora estamos recuperando, ya estamos comprando una, nos falta otra al interior de los complejos. 

“Compramos una planta que dentro del complejo de refinación se le vendió a una empresa extranjera, y lo mismo en Tula que es la que estamos ahora por adquirir”, dijo. 

Fuente: Heraldo de México