El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, reiteró el viernes (09.12.2022) su petición para que se libere a los presos políticos detenidos en Cuba tras las protestas de julio de 2021.

Biden hizo esta solicitud en un comunicado con motivo del Día de los Derechos Humanos.

“A la luz de la opresión, estos manifestantes ejercieron con valentía sus libertades fundamentales, incluidos los derechos a la libertad de expresión y de reunión pacífica”, indicó el mandatario.

Afirmó que su gobierno permanece junto al pueblo cubano “mientras defiende sus derechos humanos y opina sobre el futuro de Cuba”.

Biden dijo que EE.UU. seguirá abogando por la libertad de todos los detenidos “en esta represión brutal” y que seguirá acusando a los “funcionarios cubanos responsables de la violencia contra protestas pacíficas”.

Los juicios en contra de los manifestantes del 11 de julio de 2021 se han ido sucediendo en Cuba desde finales de ese mismo año.

Familiares de los condenados y ONG han criticado estos procesos, alegando falta de garantías, fabricación de pruebas y penas elevadas de carácter ejemplarizante.

Los medios extranjeros no tienen acceso a los juicios. Amnistía Internacional solicitó sin éxito poder asistir, pero el Supremo cubano asegura que se ha observado el debido proceso en todas las causas.

Según las ONG Cubalex y Justicia 11J, tras las protestas del año pasado se han dictado cerca de 600 sentencias, algunas de hasta 30 años de cárcel.

Desde julio de este año se han registrado protestas en todo el país, sobre todo entre septiembre y octubre debido a los prolongados y frecuentes apagones como secuela del huracán Ian.

El Observatorio Cubano de Conflictos (OCC), con sede en Miami (EE.UU.), contabilizó 589 protestas en octubre, cinco más que las que registró en julio de 2021.

La Fiscalía General de Cuba ha advertido que está investigando las recientes protestas y que los hechos delictivos “recibirán la respuesta jurídico penal que corresponda”.

Fuente: PULSO