El gobernador de Maryland, Larry Hogan, emitió una directiva de emergencia el martes que prohíbe el uso de TikTok, la aplicación china para compartir videos cortos, en dispositivos y redes del gobierno estatal, el último republicano estadunidense en tomar medidas enérgicas contra la red social de videos. 

La gobernadora de Dakota del Sur, Kristi Noem, firmó la semana pasada una orden ejecutiva que prohíbe a los empleados y contratistas estatales instalar o usar TikTok en dispositivos estatales y el gobernador de Carolina del Sur, Henry McMaster, pidió el lunes a una agencia estatal que prohíba TikTok en los teléfonos y computadoras del gobierno estatal. La prohibición de Hogan cubre numerosos productos y plataformas con influencia china y rusa porque dijo que presentan un «nivel inaceptable de riesgo de ciberseguridad para el estado».

Las agencias del poder ejecutivo de Maryland deben retirar sus cuentas de las redes estatales y evitar el acceso. TikTok dijo que las preocupaciones que provocaron las prohibiciones se debieron en gran medida a la desinformación.

“Estamos decepcionados de que muchas agencias estatales, oficinas y universidades que han estado usando TikTok para construir comunidades y conectarse con los electores ya no tendrán acceso a nuestra plataforma”, dijo la compañía el martes.

La directiva de Hogan también se aplica a Huawei, WeChat (Tencent) , QQ y QQ Wallet, productos de Alibaba y el aintivirus Kaspersky Lab. Brendan Carr, miembro republicano de la Comisión Federal de Comunicaciones, elogió la acción de Hogan

El mes pasado, el director del FBI, Chris Wray, dijo que las operaciones estadunidenses de TikTok plantearon preocupaciones de seguridad nacional, señalando el riesgo de que el gobierno chino pueda aprovechar la aplicación para compartir videos para influir en los usuarios o controlar sus dispositivos.

Beijing también podría usar la popular aplicación, propiedad de ByteDance, para «controlar el software en millones de dispositivos», lo que le brinda la oportunidad de «comprometer técnicamente» esos dispositivos, agregó Wray.

PUBLICIDAD

El Comité de Inversión Extranjera en los Estados Unidos (CFIUS) del gobierno, que revisa las adquisiciones extranjeras de activos estadunidenses por posibles riesgos de seguridad nacional, en 2020 ordenó a ByteDance que se deshiciera de TikTok por temor a que los datos de los usuarios estadounidenses pudieran transmitirse a Beijing. CFIUS y TikTok han buscado durante meses llegar a un acuerdo de seguridad nacional para proteger los datos de los más de 100 millones de usuarios estadunidenses de TikTok, pero las fuentes dijeron que parece poco probable que se llegue a un acuerdo antes de enero.

La ejecutiva de TikTok, Vanessa Pappas, dijo a los legisladores en septiembre que TikTok estaba avanzando hacia un acuerdo final con el gobierno de Estados Unidos. 

En 2020, el ex presidente Donald Trump intentó impedir que los nuevos usuarios estadunidenses descargaran WeChat y TikTok, lo que habría bloqueado efectivamente el uso de las aplicaciones en los Estados Unidos, pero perdió una serie de batallas judiciales. El presidente Joe Biden en junio de 2021 retiró las órdenes ejecutivas de Trump que buscaban prohibir las descargas y ordenó al Departamento de Comercio que realizara una revisión de las preocupaciones de seguridad planteadas por las aplicaciones.