Autoridades federales y la Interpol buscan a siete presuntos responsables de la crisis sanitaria registrada en Durango por los casos de personas con meningitis, producto de procedimientos médicos contaminados con un hongo, informó Ricardo Mejía, subsecretario de seguridad y protección ciudadana.

En rueda de prensa en Palacio Nacional el funcionario estableció que la fiscalía del estado obtuvo órdenes de aprehensión en contra de dueños y administradores de los hospitales privados donde se realizaron los procedimientos médicos de forma indebida.

«Solicitaron y obtuvieron de un juez orden de aprehensión en contra de siete personas, presuntos responsables de los delitos de homicidio y lesiones agravadas, quienes son administradores y dueños de cuatro hospitales privados en el municipio de Durango, Durango.

«Ya están las órdenes de aprehensión, se han realizado diligencias de cateo en 13 domicilios particulares para su búsqueda, sin resultados positivos hasta el momento, por lo cual, se consideran prófugos de la justicia», explicó el subsecretario.

Mejía insistió en que incluso se solicitó el apoyo de la Interpol para ubicar a los dueños y directivos de los hospitales donde un hongo contaminó personas que se sometieron a procedimientos de anestesia.

El hongo ha provocado 71 casos de meningitis y 23 decesos hasta la fecha. Las víctimas han sido principalmente mujeres sometidas a cesáreas.

Las órdenes de aprehensión se solicitaron contra Guillermo «N», Sandra Idanes «N», David «N», Ilse Janeth «N», José Miguel «N», Dora Manuela «N», y Luis Carlos «N».

 «Ya está la colaboración en las 32 entidades federativas por parte de la Fiscalía General de la República e Interpol; por el Instituto Nacional de Migración, y  la Secretaría de Relaciones Exteriores para su localización y aprehensión. Se han embargado 17 bienes para garantizar la reparación del daño a las víctimas», puntualizó.

Mejía informó en su reporte Cero Impunidad correspondiente al periodo del 1 al 7 de diciembre que se detuvieron a 7 mil 614 personas que fueron remitidas a ministerios públicos tanto federal como del fuero común.

Destacó el acumulado de 234 generadores de violencia en Sonora, en la región de Guaymas, y Cajeme; y el acumulado de 87 detenidos en la frontera entre Jalisco y Michoacán, en la zona de San José de Gracia.

Fuente: Excelsior