Una de las bebidas más populares en México, además del chocolate, es el café, pues este producto se ha convertido en un motor que ayuda cientos de trabajadores y estudiantes a despertar por las mañanas, además de ser un gusto culinario de alto nivel, siendo apreciado de igual o mayor forma que un buen vino. 

Sin duda el café se ha convertido en un sinónimo de energía y en la manera infalible para rendir durante el día, el amor por esta bebida está presente a lo largo de toda la república mexicana, sorprendentemente, la presentación en la que se disfruta el café cambia dependiendo de la región.

Por ejemplo, en el norte del país, el café instantáneo disuelto en leche y con azúcar es bastante popular, mientras que, en la región del Pacífico, el café americano con leche es lo más común, en el centro regularmente se toma café americano solo, sin embargo, el café con leche es una constante a nivel nacional, sobre todo al momento de la cena y antes de ir a dormir, hábito que puede ser peligroso para el metabolismo.

Tomar café con leche antes de dormir puede ser peligroso para el metabolismo
Créditos: Archivo

Los riesgos de beber café con leche momentos antes de ir a dormir

La ingesta de cafeína momentos antes de dormir, la cual es una sustancia activa presente en distintas proporciones en el café, el cacao, los refrescos de cola, semillas y tés, puede afectar el ciclo de sueño de una persona de manera paulatina, además de incrementar la frecuencia cardíaca, provocando taquicardia.

Además de las alteraciones al ciclo de sueño, la cuales pueden durar hasta 6 horas antes de desaparecer por completo, el café puede aportar una gran carga calórica al metabolismo, sobre todo si se ingiere por la noche y acompañado con leche, el café negro solo tiene 2 calorías por taza, pero al añadir azúcar y leche incrementa a más de 100.

Por si fuera poco, según la Sociedad Española de Nutrición, el café con leche puede tener efectos negativos en el sistema digestivo e hígado, debido a la mezcla de taninos del café (antioxidantes) y la caseína de la leche, que por separado son útiles para el organismo, pero juntos podrían resultar agresivos para el organismo.

Puede parecer que el café con leche es la peor debida del mundo, sin embargo, estos malestares, suelen manifestarse debido a un consumo excesivo y el café, como muchas otras bebidas y alimentos, si son consumidos en exceso son malos, una taza para acompañar un pan de vez en cuando no perjudica la salud en ninguna forma. 

Fuente: Excelsior