El cromosoma Y es el único que no es necesario para la vida, pese a que lleva el gen «interruptor maestro» o SRY el cual determina si un embrión se desarrollará como hombre (XY) o bien, como mujer (XX). Sin embargo, su degeneración ha dejado a las mujeres con dos cromosomas X que funcionan a la perfección.

A este paso y si sigue la tasa de degeneración, solamente le quedarían 4.6 millones de años antes de que desaparezca completamente. Si bien podría parecer una idea bastante lejana, es importante considerar que podría no serlo, pues la vida en la Tierra ha existido durante 3 mil 500 millones de años.

De esta forma, terminan por ser privados de los beneficios de la recombinación en consecuencia, los genes del cromosoma Y se van degenerando paulatinamente y finalmente, se pierden del genoma. Pero no todo está perdido, pues de acuerdo con un estudio danés publicado recientemente en PloS Genetics se secuenció porciones del cromosoma y de 62 hombres y se descubrió que es propenso a reordenamientos estructurales a gran escala, lo cual permite la «amplificación de genes», es decir, la adquisición de varias copias de genes, las cuales, promueven la salud.

Lo que sucederá con los hombres

Cabe recordar que el cromosoma Y existe en mamíferos y otras especies, por lo que los genes amplificados tienen un rol muy importante en la producción de esperma y en algunos casos, como en los roedores, en la regulación de la proporción de sexos de la descendencia

En tanto, la comunidad científica y el Reino Unido, se divide en «abandonos» y «permanentes» sobre la cuestión de la desaparición del cromosoma Y, pues ha logrado rescatarse el cromosoma, sin embargo, hay quienes consideran que éste se ha aferrado a permanecer antes de su inevitable fin. Por lo que continúa siendo un tema en debate.

Por otro lado, la desaparición del cromosoma Y no significa necesariamente la desaparición de los hombres, pues hay especies que ya han perdido por completo sus cromosomas Y y en este sentido, tanto machos como hembrassiguen siendo necesarios para la reproducción. Lo anterior se explica mejor entendiendo que el gen «interruptor maestro» conocido como SRY, el cual determina la masculinidad genética se mueve a un cromosoma diferente da pie a la posibilidadde reproducción sin la necesidad de un cromosoma Y.

Sin embargo, mientras que el cromosoma Y es necesario para la reproducciónhumana considerada normal, muchos de los genes que porta no son necesarios si se utilizan técnicas de reproducción asistida. Esto significa que la ingeniería genética Gracias a este proceso, la ingeniería científica podría reemplazar la función genética del cromosoma Y, logrando que las parejas del mismo sexo puedan concebir, sin embargo, esta sigue siendo una posibilidad, quizá no tan lejana aún. 

Fuente: PULSO