Derivado de los rellenos masivos de predios que antes servian como vasos reguladores y pases de aguas que no tuvieron una planeación estratégica, donde los propietarios de terrenos recibían los viajes de arena y escombros gratuitos o comprados, así como la falta de regulación e irresponsabilidad por parte de dependencias del gobierno municipal anterior; hoy decenas de familias sufren de inundaciones buscando desesperados una solución a los problemas que pudieron ser evitados.

Tras el bloqueo carretero de la vía El Bellote-Jalapita, por parte de habitantes del ejido Banco, que presentan anegaciones en sus viviendas a consecuencia de los arriba antes descrito; funcionarios y maquinaria pesada del Ayuntamiento arribó para mediar con los propietarios de terrenos para que permitieran destapar los drenes y los niveles de agua desciendan.

Aún se continúa en diálogo con otros propietarios para que permitan ejecutar acciones definitivas donde el agua acumulada pueda fluir totalmente.

Por: Redacción