La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, anunció este jueves que no buscará su reelección como líder demócrata de la cámara, un día después de que se proyectó que los republicanos habrían ganado el control en las elecciones de mitad de período. Sin embargo, anunció que permanecerá como legisladora de su distrito en San Francisco —cargo que ha ocupado durante 35 años— cuando se reúna el nuevo Congreso en enero.

“Ahora debemos avanzar con valentía hacia el futuro”, dijo Pelosi.  “No buscaré la reelección al liderazgo demócrata en el próximo Congreso”, dijo Pelosi. “Para mí, ha llegado la hora de que una nueva generación dirija la bancada demócrata que tanto respeto”.

Pelosi inició su animado discurso hablando sobre los valores democráticos y cómo creció entre los pasillos de Capitolio, haciendo memoria a su padre, Thomas D’Alessandro. Pelosi ase hará a un lado después de liderar a los demócratas durante casi 20 años y luego del brutal ataque contra su esposo, Paul, el mes pasado en su casa de San Francisco.

El Capitolio «es un templo de nuestra democracia, de nuestra Constitución de nuestros más altos ideales”, indicó Pelosi durante el inicio de su discurso. “Con estas elecciones, el pueblo se paró en la brecha y repelió el asalto a la democracia […] y al hacerlo, dio pruebas durante la noche de que nuestra bandera todavía estaba allí”. 

Pelosi, la primera mujer en ocupar el poderoso cargo de speakerha estado bajo presión durante los últimos años de los demócratas más jóvenes de la Cámara para que ceda el poder. Es una elección inusual para un líder de partido quedarse después de retirarse del liderazgo del Congreso, pero es acorde con Pelosi, quien ha desafiado durante mucho tiempo las convenciones al buscar el poder en Washington.

Hakeem Jeffries, de 52 años, haría historia como el primer líder afroamericano de un caucus del partido demócrata en la Cámara de Representantes y presagiaría una nueva generación de liderazgo. Su decisión puede influir en si el líder saliente de la mayoría demócrata de la Cámara, Steny Hoyer, de 83 años, y el líder demócrata James Clyburn, de 82, buscarán los principales puestos demócratas en el nuevo Congreso que se reunirá el 3 de enero. Los demócratas están listos para votar sobre su líderes el 30 de noviembre.

Pelosi dijo el miércoles por la noche que los demócratas de la Cámara «seguirán desempeñando un papel de liderazgo en el apoyo a la agenda del presidente Biden, con una fuerte influencia sobre una escasa mayoría republicana». Ella no se refirió específicamente a su papel en el futuro, pero en los últimos días señaló que el asalto del 28 de octubre a su esposo Paul por parte de un intruso con un martillo en su casa de San Francisco, y otros factores, afectarían su decisión.

El miércoles, los republicanos de la Cámara ofrecieron su apoyo inicial para que Kevin McCarthy se desempeñe como orador cuando el próximo Congreso preste juramento el 3 de enero. El control republicano, proyectado el miércoles, le da a ese partido la capacidad de controlar la agenda de Biden, así como como para lanzar investigaciones potencialmente dañinas políticamente sobre su administración y su familia, en especial, a su hijo Hunter Biden.

McCarthy, también de California, actualmente se desempeña como líder republicano de la Cámara de Representantes y se enfrentará a las elecciones de todos los legisladores a principios del nuevo año. Aún no estaba claro si ganará suficiente respaldo de sus compañeros republicanos para ganar la presidencia.

Fuente: Excelsior