Después de que el Banco de México (Banxico) elevara el pasado jueves a 10 por ciento la tasa de interés de referencia en el país, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo este viernes que respeta su decisión porque es autónomo, pero pidió que las medidas que adopten no sólo se enfoquen en el combate a la inflación sino en el fomento al crecimiento. 

El incremento del 10 por ciento en la tasa de interés es el mayor nivel en estas tasas desde 2008. Dicha medida provoca un decremento en el crédito para la sociedad y a la par busca ser un incentivo para invertir porque el rendimiento es mayor. 

“Subió la tasa del Banco de México a 10 puntos, es autónomo, el Banco de México, nos comprometimos a respetar sus decisiones, a veces nos gustaría que no sólo se ocupara, aunque es importante, del control de inflación, por eso aumenta la tasa, sino que también equilibre, cuidando el crecimiento y se van más siempre por el combate a la inflación y no al fomento al crecimiento, O sea es lo que siempre se ha hecho es muy tradicional pero hay que respetar la decisión”, dijo en la Base Aérea Militar número 8 en Mérida, Yucatán. 

Es necesario impulsar a los sectores, asegura el presidente.

Durante la conferencia matutina, agregó que el Banco de México aumentó la tasa “porque de esa manera bajar la inflación nada más que se corre el riesgo de qué se paraliza la economía y que no haya crecimiento económico porque suben las tasas, entonces esto lo hacen en todo el mundo”.

“Ojalá tengamos una gráfica de lo que han aumentando las tasas últimamente en el mundo, en Brasil debe estar como 15 puntos o 18; y en todos lados está arriba. Aquí se ha hecho bien, aunque es alta, pero se ha hecho gradualmente; en Estados Unidos siento que se demoraron en aumentarla y lo están haciendo muy rápido, aunque ya tiene efectos, ayer dieron a conocer datos de inflación en Estados Unidos, 7.7 por ciento nosotros tenemos 8.4, ellos estaban en 8.2 y bajaron a 7.7”, expuso.

Quiere retomar el nombre para la Sedena

Informó además que ya está en marcha la negociación con trabajadores de la aerolínea Mexicana de Aviación, a fin de que el gobierno federal pueda usar el nombre para la nueva aerolínea que operará la Secretaría de la Defensa Nacional. 

“Ya estamos en tratos con los trabajadores de mexicana, tanto activos como jubilados y se está buscando ya un acuerdo para que la nueva línea aérea se vuelva a llamar Mexicana de Aviación, eso no les gusta a nuestros adversarios, esto no es de gustos, tenemos que ir avanzando”, dijo en la Base Aérea Militar número 8 en Mérida, Yucatán. 

Charlará con los jubilados y dueños de la marca.

En la conferencia mañanera, expuso que el avión presidencial lo entregarán a la nueva aerolínea “para viajes especiales”, debido a que el gobierno federal no ha podido venderlo. 

Mexicana de Aviación fue fundada 1921 y paró operaciones en el año 2010. Fue la aerolínea más antigua de México y la tercera aerolínea más antigua del mundo.

Fuente: Excelsior