El Partido Liberal de Jair Bolsonaro pidió ayer a la justicia electoral brasileña que anule los votos de unas 280 mil urnas usadas en el balotaje del 30 de octubre, alegando supuestos errores que habrían dado la victoria al izquierdista Lula da Silva.

«Hubo graves fallas que generan incertidumbres e imposibilitan la validación de los resultados», dijeron los aliados de Bolsonaro en su denuncia. Además, instaron a que esos votos sean «invalidados».

El presidente del TSE, Alexandre de Moraes, respondió a la solicitud cuestionando que las urnas objetadas fueron empleadas tanto en el balotaje como en la primera vuelta.

«Bajo pena de rechazo (de la demanda), el autor debe agregar un pedido para que se abarquen ambas vueltas de las elecciones, en un plazo de 24 horas», dijo

Con la anulación de los votos, el partido de Bolsonaro sostiene que el actual Presidente obtendría la reelección «con 51.05% de los sufragios válidos contra 48.95% de Lula».

Por su parte, el partido de Lula da Silva calificó el pedido como una «artimaña». 

Fuente: Excelsior