La tecnológica Meta, anunció recientemente que sus plataformas Facebook e Instagram, recibieron una actualización para proteger a los jóvenes que utilizan dichos servicios, al tiempo que crean experiencias seguras y apropiadas.
En particular, los menores de 16 años, o de 18 años en ciertos países, ahora estarán predeterminados en configuraciones más privadas cuando se unan a Facebook.
Asimismo, para aquellos jóvenes que ya disfrutan de Facebook por ejemplo, la plataforma comenzará a alentarlos a elegir configuraciones más privadas, como quién puede ver sus listas de amigos, las publicaciones en las que están etiquetados, las personas y las listas que siguen y quién puede comentar sus publicaciones.

Esta actualización de privacidad en Facebook, llega más de un año después de que Instagram comenzara a configurar de forma predeterminada las cuentas de los usuarios jóvenes como cuentas privadas al registrarse.
De igual manera, Meta se encuentra probando diversas maneras de proteger a los adolescentes, como, por ejemplo, evitar enviar mensajes a adultos sospechosos con los que no tienen ningún tipo de conexión o vínculo. o evitar mostrar a los adolescentes en las recomendaciones de personas que podrían conocer.
Meta también eliminó el botón de mensaje en las cuentas de Instagram de los adolescentes cuando son visitadas por adultos sospechosos.
Meta también se está enfocando en detener la difusión de imágenes íntimas de los adolescentes en línea, particularmente cuando dichas imágenes son utilizadas para explotarlos o para realizar «sextorsión».


Compartir imágenes íntimas sin consentimiento puede ser extremadamente traumático, por lo que Meta busca desalentar a los adolescentes de compartir este tipo de imágenes en las plataformas.


Asimismo, Meta señaló que se encuentra colaborando mano a mano con el Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados (NCMEC), con el objetivo de construir una plataforma global para adolescentes que están preocupados de que sus imágenes íntimas puedan compartirse en línea sin su consentimiento.


«Hemos estado trabajando de cerca con NCMEC, expertos, académicos, padres y defensores de víctimas a nivel mundial para ayudar a desarrollar la plataforma y garantizar que responda a las necesidades de los adolescentes para que puedan recuperar el control de su contenido en estas situaciones horribles», dijo Meta en su blog.

Fuente: Excelsior