Un hombre de DeLand, Florida, es acusado por el homicidio de su ex esposa e hijo. Aparentemente, los hechos se suscitaron el pasado domingo debido a una fuerte discusión familiar por las cuentas de electricidad.

El detenido, identificado como Michael Williams, de 47 años, es acusado por asesinar a tiros a su ex esposa, Marsha Ebanks-Williams, de 48 años, y su hijo Roberts Adams, de 28 años de edad.

Según primeros reportes, el sujeto descubrió que la cerradura de su casa había sido cambiada por una eléctrica. Williams comentó que, antes de salir de su domicilio, cortó la energía de la casa para ahorrar dinero en las crecientes facturas de electricidad.

El agresor fue arrestado el pasado domingo. Foto: Oficina del Sheriff de Volusia

No obstante, cuando el hombre regresó a su hogar se percató de que sus familiares habían reemplazado la cerradura por una nueva después de restablecer la energía. Ante el hallazgo, el agresor discutió con su ex pareja, quien aún vivía con él pese a que el divorcio se había concretado en junio del presente año. https://d-20762884082622022202.ampproject.net/2209072154000/frame.html

Luego de una intensa discusión, el sospechoso habría disparado en contra de sus familiares. De acuerdo con las autoridades, Williams admitió que agredió a tiros a su ex esposa y a su hijo, justificando que actuó en defensa propia. 

No obstante, Williams fue acusado de dos cargos de asesinato en primer grado luego de ser arrestado por la policía. Las autoridades comentaron que dentro de la casa también estaban presentes los dos hijos pequeños de la pareja, quienes podrían testificar contra el sujeto.

La discusión inició por las cuentas de electricidad. Foto: Pixabay

«Los niño de cinco y seis años probablemente fueron testigo del asesinato de su madre. Este fue un crimen sin sentido que no tenía que ocurrir», dijo el jefe adjunto de la oficina del alguacil de Volusia, Brian Henderson. 

De igual manera, las autoridades admitieron que Michael Williams y Marsha Ebanks  habían denunciado, en meses previos, sufrir problemas de violencia doméstica luego de su divorcio. 

Fuente: Excelsior