Los ríos De la Sierra, Pichucalco y Usumacinta continúan en semáforo de alerta, debido a que mantienen niveles por encima de sus máximos ordinarios, en tanto que el Teapa, Grijalva, Puxcatán y San Pedro permanecen en fase preventiva, al encontrarse esta mañana cerca de posibles desbordamientos.

Ante este panorama y el potencial de lluvias fuertes previsto para este jueves en territorio tabasqueño, las autoridades del Consejo Estatal de Protección Civil –encabezadas por el secretario de Gobierno, Guillermo Arturo del Rivero León– se reunieron anoche para evaluar la situación y reforzar los protocolos de prevención y seguridad a la población.

Por instrucciones del gobernador Carlos Manuel Merino Campos, durante la reunión de trabajo se revisaron posibles escenarios y las medidas a implementar con el fin de reducir riesgos, y salvaguardar la integridad física y patrimonial de los tabasqueños, frente a la ocurrencia de diversos fenómenos hidrometeorológicos. 

De acuerdo con los pronósticos, para las próximas horas se prevén precipitaciones con acumulados de 25.1 a 50 milímetros sobre las subregiones Sierra, Ríos y Pantanos, mientras que en el resto del estado ese potencial bajará al rango de 5.1 a 25 milímetros, pero sin descartar registros de hasta los 75.0 milímetros.

Lo anterior, informó el Instituto de Protección Civil del Estado (IPCET) es resultado de la presencia de canales de baja presión sobre el sureste del país, en combinación con la entrada de humedad de ambos océanos.

El organismo dio a conocer que aunque la situación permanece bajo control, hay que reforzar el monitoreo sobre los niveles de los ríos del estado, ya que 3 de ellos se encuentran desbordados y 4 más están a menos de un metro de alcanzar sus escalas máximas ordinarias.

El río De la Sierra sigue 9 centímetros arriba de su cauce ordinario, aunque con una tendencia a la baja; el Pichucalco está 1.02 metros de su nivel de afectación, y el Usumacinta presenta hoy 42 centímetros por encima de su NAMO.

Protección Civil añadió que el río Teapa, que en las últimas horas creció 2.04 metros, está a 95 centímetros de alcanzar su rango máximo; el Grijalva, en su estación Gaviotas descendió 16 centímetros, pero se encuentra a 44 centímetros de su NAMO; y el Puxcatán sólo cuenta con 59 centímetros de capacidad de regulación.  

El río San Pedro, que tiene influencia sobre Balancán, reportó en las primeras horas de este jueves un nivel de 8.83 metros, esto es, a sólo 18 centímetros de su Nivel de Aguas Máximo Ordinario.

Redaccción | GrupoVX | Jueves 22 de septiembre de 2022