Científicos descubrieron recientemente un virus en un murciélago ruso y que es similar al SARS-CoV-2, además es capaz de entrar a las células humanas, con la capacidad de ser resistente a las vacunas.

El virus se ha llamado Khosta-2 y es un sarbecovirus, la misma subcategoría que el SARS-CoV-2, que causa COVID-19, indica el estudio publicado en Plos Pathogenes.

Un equipo dirigido por la Universidad Estatal de Washington descubrió que las proteínas de Khosta-2 pueden infectar células humanas y son resistentes tanto a los anticuerpos monoclonales como a los biológicos usados contra el SARS-CoV-2 en personas.

El autor principal de la investigación, Michael Letko, de la Universidad de Washington, indicó que al analizar el virus en profundidad, vieron que podía infectar a las células humanas.

Letko indicó que “afortunadamente el nuevo virus carece de algunos de los genes que se cree que están implicados en la patogénesis en humanos”, aunque existe el riesgo de que se recombine con un segundo virus como el SARS-CoV-2.

El descubrimiento de Khosta-2, según Letko, pone de manifiesto la necesidad de desarrollar vacunas universales que protejan contra los sarbecovirus en general, y no solo contra las variantes conocidas del SARS-CoV-2.