Ron Nirenberg, alcalde de San Antonio, Texas, calificó como una terrible tragedia humana el hallazgo de al menos 46 cuerpos sin vida, presuntamente migrantes, dentro de un camión de remolque. «Los inmigrantes que buscan asilo siempre deben ser tratados como una crisis humanitaria, pero esta noche nos enfrentamos a una terrible tragedia humana», dijo a través de su cuenta de Twitter. «Se perdieron más de 40 vidas esperanzadas», lamentó y exhortó «a pensar con compasión, orar por los difuntos, los enfermos y sus familias en este momento».

Tras el hallazgo, oficiales del Departamento de Policía de San Antonio están en busca del conductor del camión, quien parecía haberlo abandonado en algún momento antes de que fuera descubierto en un área remota cerca de las vías del tren y los patios de chatarra de automóviles, dijeron testigos.

Fuente: Milenio.

A %d blogueros les gusta esto: