La nadadora estadounidense Anita Álvarezprotagonizó hoy una dramática escena en plena competición durante el Mundial de Budapest. La deportista se desmayó al terminar su ejercicio y tras permanecer algunos minutos en el agua su entrenadora, Andrea Fuentes, una reconocida atleta española, se percató de la situación y rápidamente se zambulló en la alberca en su rescate.

Un percance que se quedó sólo en su susto gracias a la rápida intervención de su e entrenadora, la española Andrea Fuentes, que no dudó en lanzarse a la piscina para rescatar a su pupila.

Tras abandonar la piscina en camilla la nadadora se recuperó y se encuentra fuera de peligro, aunque como informó el equipo estadounidense será sometida a distintas pruebas en los próximos días para desvelar las causas del desvanecimiento.

Fuente: PULSO

A %d blogueros les gusta esto: