Debido a los picos de turbiedad que registran los ríos ha sido necesario para la operación de las plantas potabilizadoras a fin de no dañar los equipos, sostuvo el coordinador del Sistema de Agua y Saneamiento (SAS) Carlos González Rubio de León.

El coordinador del SAS comentó que mantienen un protocolo de limpieza para mantener el agua de calidad y limpia y estimó que este jueves podrían operar de manera normal las plantas.

Indicó que la turbiedad provoca que los equipos registren problemas al taparse los filtros y los sedimentadores, lo que evita que pueda tratarse el agua, además que los equipos pueden romperse, lo que hace necesario detener la operación de los equipos.

Sostuvo que en el caso de las plantas Villahermosa y Gaviotas, los picos de turbiedad en los procesos de potabilización alcanzaron las 4 mil 700 unidades nefelométricas, mientras que los equipos de Pueblo Nuevo y Parrilla registraron más de 3 mil unidades.

Por: Cinthia Pérez | GrupoVX | Miercoles 22 de junio de 2022

A %d blogueros les gusta esto: