En 2020, Ariel Robinson se coronó como la indiscutible ganadora de la temporada 20 del popular reality de cocina Worst Cooks in America (conocido en Latinoamérica como Los peores cocineros) y se alzó con un gran premio en efectivo de 25 mil dólares, equivalente a poco más de medio millón de pesos mexicanos.

Hoy, a dos años de alcanzar la fama en televisión, la mujer de 30 años ha sido condenada a cadena perpetua tras encontrársele culpable del asesinato de su hija adoptiva Victoria Rose Smith, de 3 años, quien murió a inicios del año pasado tras ser brutalmente golpeada por la mujer que, se suponía, velaría por ella.

Ariel y su esposo Jerry fueron detenidos el 14 de enero de 2021 luego de que llamaran al 911 para reportar que la menor de edad no reaccionaba tras supuestamente haber tomado agua. Cuando los paramédicos llegaron a la casa de la pareja, en Greenville, Carolina del Sur, notaron que además de estar inconsciente, la niña tenía varios moretones en el cuerpo.

Al ser cuestionada sobre dichas heridas, la cocinera de entonces 28 años mencionó que eran consecuencia de los golpes que le daba su otro hermano biológico de 7 años, al que también habían adoptado los Robinson, quien supuestamente tenía problemas de ira. Sin embargo, la niña murió ese mismo día y el forense descubrió que había sido a causa de lesiones contundentes y una hemorragia interna.

Entonces, tanto la ganadora de Worst Cooks in America y su esposo fueron detenidos y acusados de homicidio y abuso infantil. Tras el escándalo, el canal Food Network, que produce y transmite el popular reality show de cocina, bajó de todas sus plataformas a temporada 20, que fue la que había ganado Ariel un año atrás.

Ari saltó a la fama tras ganar el reality en 2020. Fotos: Food Network/Especial

Victoria Rose era víctima de abuso infantil

Apenas en abril, Jerry Robinson, de 35 años, fue enjuiciado. El hombre se declaró culpable de ayudar e incitar al homicidio por abuso infantil de Victoria Rose, aunque todavía no ha recibido sentencia. En tanto, el juicio de Ariel empezó (y terminó) esta semana; durante cuatro días tanto ella, como vecinos y especialistas testificaron en torno de la muerte de la pequeña de apenas tres años.

Michael Ward, médico forense de Greenville, explicó durante el juicio que la niña había sido golpeada con tanta severidad que se le reventaron los vasos sanguíneos, lo que provocó que la sangre se acumulara en sus músculos. De hecho, el mismo día que Victoria murió, había sido maltratada por su mamá adoptiva, como consecuencia de un incidente el día anterior, cuando vomitó de camino a la iglesia.

Pero esa no era la primera vez que Ariel perdía los estribos y lastimaba a Smith. pues su propio esposo había revelado en sus audiencias que constántemente la golpeaba con una paleta de madera o un cinturón. Sin embargo durante su juicio, Ariel rechazó las declaraciones de Jerry, a quien tildó de mentiroso.

Cuando llegó su turno de hablar frente al jurado, la estrella de televisión lloró al hablar de Victoria Rose, quien -dijo- era una niña perfecta y sin problemas de comportamiento. «Teníamos una buena relación, ella era mi mini yo. Solía hablar como yo, actuar como yo. Quería estar donde quiera que yo fuera», detalló la mujer de 30 años, según reportó Greenville Online.

Tras escuchar todas las comparecencias, se determinó que Ariel Robinson es culpable de homicidio por abuso infantil y fue sentenciada a cadena perpetua.

Usuarios de redes sociales exigieron justicia por el asesinato de la niña. Foto: Especial

Fuente: El Heraldo de México

A %d blogueros les gusta esto: