La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) dio a conocer que reanudarán las clases presenciales en sus planteles educativos, luego de que las autoridades cambiaran al semáforo epidemiológico de amarillo a naranja, mediante un comunicado la Máxima Casa de Estudios detalló que ha considerado los avances en el conocimiento del Covid-19 que se tienen hasta el momento para tener, en la medida de lo posible, un regreso seguro a las aulas.

En el mensaje se detalla que en los casos que los Consejos Técnicos consideren pertinente podrá convocarse al alumnado para concluir las asignaturas del ciclo escolar que requieren de actividades prácticas, clínicas, experimentales o artísticas, observando el cumplimiento de los lineamientos emitidos para el efecto, en particular el uso obligatorio del cubrebocas y las actividades presenciales serán voluntarias.

Los alumnos de nuevo ingreso podrán ser convocados 10 días después de haberse declarado el semáforo amarillo para el conocimiento y ubicación de las instalaciones universitarias de cara al ciclo escolar 2020-2 y 2021-2022, para lo cual la UNAM detalló que el regreso será paulatino y con grupos reducidos. 

¿Cuáles son las medidas que aplicará la UNAM para un regreso a clases seguro? 

En primer lugar se establece que será obligatorio el uso del cubrebocas.

Los Consejos Técnicos revisarán periódicamente el desarrollo de las actividades presenciales y actualizarán la información disponible para la comunidad de cada entidad académica, a partir de los documentos que la comisión de seguimiento les hará llegar de manera continua y de las circulares que emitan las autoridades universitarias.

La UNAM exhorta a los estudiantes que no hayan sido vacunados a que lo hagan en cuanto les sea posible, ya que esta medida ha demostrado ser altamente efectiva para prevenir enfermedad grave y muerte.

En tanto el estudiantado no haya sido vacunado, su inscripción y participación en actividades presenciales será voluntaria.

Retomarán actividades en grupos reducidos. Foto: Cuartoscuro

Los estudiantes que por razones médicas no puedan ser vacunados deberán presentar una constancia emitida por el IMSS; en estos casos, los Consejos Técnicos definirán alternativas para la acreditación de las actividades académicas antes mencionadas.

En todo caso, el regreso será gradual con un aforo máximo de 30 por ciento, cuando el semáforo de riesgo epidémico esté en color amarillo y se incrementará gradualmente cuando las autoridades sanitarias declaren dicho semáforo en color verde.

Conforme la evolución de la pandemia lo permita, se incrementarán gradualmente el resto de las actividades escolares, para lo cual y con base en los aforos establecidos, la lista de estudiantes asignados a los grupos se dividirá, procurando la alternancia presencial con la educación a distancia (semanas o periodos en línea con presenciales) de acuerdo a lo que para el efecto determinen las autoridades de las distintas Facultades y Escuelas.

¿Todos los alumnos deben regresar a clases? 

No, las clases son voluntarias, por lo que quienes asistan deberán hacerlo bajo decisión propia. La UNAM invita a los alumnos que no se han vacunado a realizarlo y en el caso de poder recibir la dosis por razones médicas piden llevar un comprobante expedido por el IMSS especificando esa razón. 

Fuente: El Heraldo de México

A %d blogueros les gusta esto: