El presidente López Obrador informó que el sismo de ayer dejó un muerto en Guerrero, donde fue el epicentro. «Se trata de una persona que iba conduciendo su motocicleta y perdió el control. En los otros estados donde se sintió este sismo de 7.1 grados, como fue la Ciudad de México, no hubo daños mayores», explicó.

Además, celebró que haya funcionado la alarma sísmica, para que la ciudadanía pudiera reaccionar y protegerse. «Sólo se padecieron derrumbes menores y se tuvo que suspender el tráfico aéreo en Acapulco. No hay ningún indicio de incremento de mareas en las costas de Guerrero», dijo.

El presidente también lamentó la inundación en el centro de Tula, Hidalgo, especialmente en el hospital del IMSS, donde fallecieron 17 personas.

«El día de ayer fue muy especial, de riegos y también de tristezas, porque se padeció del desbordamiento del río Tula y inundó el centro y el hospital del IMSS», lamentó. Agregó que se atiende a los familiares de las personas que perdieron la vida en esta inundación provocada por el desbordamiento del Río Tula.

Insistió en que es necesario que las personas que pudieran estar en riego se trasladen a los albergues. «Debemos enfrentar estás adversidades y salir adelante. Afortunadamente ya pasó, ya es otro día», finalizó.

Fuente: El Heraldo de México

A %d blogueros les gusta esto: