De acuerdo con el Centro de Predicción del Clima Espacial de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, una tormenta geomagnética llegará a la Tierra los días 1 y 2 de septiembre. Así lo detalló a en su sitio de internet desde el pasado 29 de agosto.

Este fenómeno está ligado a un destello de rayos X M4 producido el 28 de agosto, pero al mismo tiempo se presentó una erupción de filamentos que se produjo ese mismo día. De acuerdo con un estudio realizado después de las tormentas, estos fenómenos podrían tocar la Tierra durante el 1 y 2 de septiembre.

¿Cómo afectará a la Tierra?

El anuncio parece coincidir con un estudio elaborado por Dimitri Vibe, integrante de la Academia de Ciencias en Rusia, quien afirmó a principios de este año que el planeta experimentará tormentas geomagnéticas de distintas intensidades durante la siguiente década, mismas que podrían volverse cotidianas.

Ante esto, una carga de viento solar ha comenzado a llegar a la Tierra, pero se espera que los efectos continúen hasta este jueves 2 de septiembre, fecha que se ubicará en el nivel 2. Este fenómeno no representa un peligro para los humanos; sin embargo, se podrían presentar fallas en servicios de comunicaciones. 

¿Qué es una tormenta geomagnética?

Una tormenta geomagnética es aquella que se produce por el sol. Esto se debe a que la estrella libera una eyección de masa de su superficie. El fenómeno es bastante común, pero lo relevante es que en esta ocasión, la dirección apunta hacia la Tierra.

La última vez que el planeta sufrió una gran tormenta fue el 2 de septiembre de 1859. Al fenómeno se le conoció como Evento Carrington. En ese momento, las fallas se produjeron en brújulas, navegaciones marítimas y se presentaron algunas aurora boreales en países meridionales.

Fuente: El Heraldo de México

A %d blogueros les gusta esto: