Con palos y látigos, talibanes reprimieron a un grupo de mujeres que se manifestaron en Kabul, Afganistán, también golpearon a periodistas que le estaban dando cobertura a dicha protesta.

La demanda de las mujeres es consecuencia de que el grupo extremista anunció que un gobierno provisional será integrado únicamente por hombres. Además, los altos mandos del gobierno los ocupan personas que tuvieron un papel relevante hace dos décadas.

La manifestación sucedió el miércoles 8 de septiembre y las imágenes sobre lo sucedido fueron difundidas en redes sociales. En sus pancartas, incluyen mensajes como: “Ningún gobierno puede negar la presencia de las mujeres” y “Cantaré la libertad una y otra vez”.

En otra protesta que sucedió en días previos, también exigieron igualdad de derechos. Después de que los talibanes tomaron el control del Afganistán se comprometieron a respetar los derechos de las mujeres, a quienes no les permiten trabajar, estudiar, realizar deporte entre otras actividades.

El objetivo de ellas es reclamar sus derechos básicos y que se les permita participar en la política. “Queremos que los talibanes sepan que no pueden eliminarnos de la sociedad”, reclamó Arezo, una joven afgana, ya que de acuerdo con las decisiones que han tomado, les han indicado que no tiene lugar en el nuevo orden.

Por lo que otra vez, como hace dos décadas, solo les permiten laborar a las enfermeras y doctoras, al resto de las profesionistas les han indicado que deben quedarse en casa. Cabe señalar que las manifestaciones se han registrado desde el 2 de septiembre.

De acuerdo con CNN, una de las mujeres indicó: “Pensábamos que los talibanes podrían tener un gobierno islámico y estable, pero han demostrado que no pueden cambiar«.

El gobierno en Afganistán lo encabeza el mulá Mohammad Hassan Akhund y como vicepresidente fungirá el mulá Abdul Ghani Baradar, de acuerdo con lo que informó el portavoz de los talibanes, Zabihullah Mujahid. Entre las 30 personas que fueron anunciadas como parte del gabinete no fue incluida ninguna mujer.

Las manifestantes reconocieron que fueron golpeadas y que “los talibanes les indicaron que se fueran a sus casas y reconocieran el Emirato. ¿Por qué tenemos que aceptar el Emirato mientras no se nos ha dado ninguna inclusión ni derechos”.

El mismo medio puntualizó que la manifestación tuvo lugar en Dasht-i-Barchi, dicha zona en Kabul es habitada por personas de la minoría étnica chiita Hazara, fue un grupo objetivo de los talibanes en el pasado régimen.

Fuente: El Heraldo de México

A %d blogueros les gusta esto: