La noche de este martes, los mexicanos revivieron temores y caos luego de que un sismo se registró a las 8:47 de noche con una magnitud 7.1, con epicentro a 11 kilómetros al suroeste de Acapulco, Guerrero. Fue perceptible en Puebla, Hidalgo, Morelos, Oaxaca, Chiapas, Michoacán, Estado de México y la Ciudad de México.

El gobierno de Guerrero informó que de manera preliminar no hay registros de daños mayores, solo rocas en vías carreteras y derrumbes de algunas bardas, mientras que Protección Civil federal descartó una alerta de tsunami en las costas de la entidad tras el sismo.

En tanto, Héctor Astudillo, gobernador del estado de Guerrero, dio a conocer que al menos una persona perdió la vida tras el sismo registrado, la noche del martes 7 de septiembre de 2021, en el puerto de Acapulco.

La persona fallecida, quien tendría entre 20 y 25 años, era un motociclista al que le cayó un poste encima en la población de Coyuca de Benítez.

En la Ciudad de México, tras varios sobrevuelos, autoridades capitalinas informaron que no registraron daños graves. En la Línea 1 del Cablebús quedaron atrapadas personas en cabinas, debido a la falta de suministro eléctrico, también se reportó falta de energía eléctrica en varias colonias.

Minutos más tarde, a las 9:18 de la noche, el Servicio del Sismológico registró una replica de magnitud 5.2 a 3 kilómetros del noreste de Acapulco.

Las autoridades capitalinas reportaron que no hubo daños ni pérdidas de vidas humanas.

Sin embargo, el sonido de la alerta sísmica a las 8:47 de la noche, provocó el desalojo de edificios de departamentos y algunas oficinas.

El presidente Andrés Manuel López Obrador envió un mensaje en sus redes sociales, en el que refirió que, de acuerdo con el primer reporte, no había registro de daños relevantes.

Señaló que confirmó la información directamente con los gobernadores de las entidades que podrían haberse visto afectadas.

Cifras preliminares del gobierno de la ciudad indican que sonaron 12 mil 651 postes de la alerta sísmica y 175 fallaron.

Hasta las 23:00 horas, el Servicio Sismológico Nacional había registrado 92 réplicas del sismo de 7.1, la más grande de magnitud 5.2.

En Oaxaca, el sismo también se sintió en diferentes regiones, sin que hasta el momento se reporten daños importantes. Este movimiento ocurre cuando se cumplen 4 años del sismo del 7 de septiembre de 2017 que tuvo una magnitud de 8.2 que devastó al Istmo de Tehuantepec.

En Chiapas, el movimiento fue perceptible de manera fuerte en la capital Tuxtla Gutiérrez y de manera moderada en municipios como Ocosingo, Jitotol, Ixtapa, Totolapa y San Cristóbal de las Casas.

En las regiones Istmo Costa, Valle Zoque y Soconusco en donde hace cuatro años el terremoto de magnitud 8.2 dejó severos daños en miles de viviendas; en esta ocasión no se sintió el temblor.

En Puebla el movimiento fue perceptible en la zona sur, Mixteca, capital del estado y la zona metropolitana donde las alarmas de diversos inmuebles se activaron.

En el Estado de México, el movimiento fue perceptible, sin embargo, no se reportan daños.

En Guanajuato, el movimiento fue perceptible en Yuriria, Moroleón, Salvatierra, Acámbaro y Santiago Maravatío, sin que se reporten afectaciones.

A %d blogueros les gusta esto: