La tregua otorgada por la temporada de lluvias concluyó y para este viernes se espera en territorio tabasqueño un potencial de precipitaciones que irá de moderado a fuerte a nivel general, e incrementará a muy fuerte aislado al sur y oriente del estado, con posibles tormentas, advirtió el Instituto de Protección Civil del Estado (IPCET).

El organismo previó que estas condiciones ocasionarían incrementos en los ríos Teapa y De la Sierra, ambos cercanos a su Nivel de Aguas Máximo Ordinario (NAMO), por lo que llamó a las autoridades locales de Teapa, Jalapa, Tacotalpa y Centro, municipios por donde escurre el caudal de los afluentes, a estar preparadas para atender cualquier eventualidad. 

Pidió también a la población que habita en zonas bajas cercanas a ambos ríos a extremar precauciones y mantenerse atentas a las recomendaciones de las autoridades municipales.

El IPCET informó que este día se estiman lluvias en la mayor parte de la entidad, con fuertes a muy fuertes aisladas, esto es, de 50.1 a 75 milímetros en La Sierra, Balancán, Huimanguillo, Macuspana y Tenosique, por la tarde y noche, y estarían acompañadas de tormentas relevantes y vientos arrachados, con capacidad de tumbar ramas y árboles.

Con respecto al nivel de los ríos que atraviesan la geografía estatal, Protección Civil apuntó que todos se encuentran dentro de escalas normales, aunque agregó que se implementa especial vigilancia en los afluentes que atraviesan la subregión de la Sierra, con una tendencia a bajar y subir súbitamente.

En el caso de río De la Sierra, creció 38 centímetros en las últimas horas y se mantiene sólo 95 centímetros por debajo de su Nivel de Aguas Máximo Ordinario (NAMO). Misma tendencia muestra el Teapa, cuyo incremento de 1.85 metros en su caudal, redujo su capacidad de regulación a 1.46 metros.

De acuerdo con el sistema implementado para medir el comportamiento de los ríos, el Grijalva y el Carrizal –ambos con influencia en la ciudad de Villahermosa– registran una capacidad de regulación de 1.44 y 4.48 metros, sin que esto represente algún riesgo para la población.

Protección Civil añadió que el Samaria, cuyo caudal atraviesa la Chontalpa chica y recibe la mayor parte del gasto proveniente de la presa Peñitas, se mantiene 3.48 metros por debajo de su NAMO.

Otros cuerpos de agua situados en la subregión de la Sierra siguen en niveles normales. El Puxcatán, que durante la fase de lluvias intensas registrada a finales del año pasado provocó inundaciones en Macuspana, descendió 87 centímetros más en las últimas horas, y se ubica 2.58 metros abajo de su escala de afectación, precisó.

Protección Civil indicó que el río Usumacinta bajó su nivel en 80 centímetros para ampliar su capacidad de regulación a 3.50 metros, mientras que el Pichucalco subió 76 centímetros en las últimas horas y este 17 de septiembre se sitúa 1.60 metros aún por debajo de su NAMO.

Ante este panorama, la institución exhortó a las autoridades municipales del ramo a reforzar la vigilancia en puntos identificados como críticos en márgenes de los ríos; asegurar el funcionamiento adecuado de cárcamos, escotaduras y charnelas, y prever acciones de limpieza y desazolve de drenes y alcantarillas.

Redacción | GrupoVX | Viernes 17 de septiembre de 2021

A %d blogueros les gusta esto: