• De acuerdo con el pronóstico meteorológico, en el transcurso del día se esperan lluvias ligeras a moderadas; fuertes a muy fuertes aisladas en Teapa, Tacotalpa, Macuspana y Jonuta y norte de Chiapas, y tormentas vespertinas y nocturnas

Los ríos De la Sierra y Pichucalco se encuentran en semáforo de alerta derivado de las intensas lluvias registradas en los últimos días, informó el Instituto de Protección Civil del Estado (IPCET).

Dio a conocer que el De la Sierra, cuyos escurrimientos atraviesan los municipios de Tacotalpa, Jalapa y Centro, está 1.62 metros arriba de su capacidad de regulación, en tanto que el Pichucalco, con influencia en Teapa y Centro, se sitúa al límite de su Nivel de Aguas Máximo Ordinario (NAMO).

Protección Civil señaló que como resultado de las lluvias y el nivel que registran ambos ríos, persistirán las afectaciones por anegación en zonas bajas, por lo que recomendó a la población extremar precauciones y mantenerse atenta a los comunicados oficiales.

Reportó que para este domingo se espera un potencial de lluvias que iría de moderado a fuerte en gran parte del estado, aunque no se descartan precipitaciones muy fuertes aisladas en Teapa, Tacotalpa, Macuspana y Jonuta y norte de Chiapas.

Estas condiciones, alertó, podrían estar acompañadas por tormentas relevantes, las cuales podrían alcanzar a la capital del estado por la noche.

En su reporte matutino, el IPCET avisó que la situación meteorológica traería como consecuencia caída de ramas y árboles, además de apagones de energía eléctrica en estas zonas.

Con respecto al nivel de los ríos que atraviesan la geografía estatal, el organismo comunicó que los niveles de los ríos serranos, con una tendencia a bajar y subir súbitamente, continuarán relativamente altos.

Monitoreo permanente a ríos

Lo anterior, dijo, incluye al Puxcatán que, durante la fase de lluvias intensas registrada a finales del año pasado provocó inundaciones en Macuspana, subió 2.92 metros en las últimas horas, y se sitúa 2.01 metros abajo de su escala de afectación.

Este escenario involucra también al río Pichucalco que creció 3.05 metros, lo que redujo su capacidad de regulación, que este domingo es de 1.10 metros.

De acuerdo con el sistema implementado para medir el comportamiento de los ríos, el Grijalva y el Carrizal –ambos con influencia en la ciudad de Villahermosa– registran una capacidad de regulación de 2.16 y 4.11 metros, sin riesgo para la población.

Mientras que el Samaria, cuyo caudal atraviesa la Chontalpa chica y se ve impactado por el gasto de la presa Peñitas, se ubica 2.12 metros por debajo de su NAMO.

Protección Civil indicó que el río Usumacinta incrementó su caudal en 64 centímetros en las últimas horas, pero su capacidad de regulación aún es de 2.40 metros.

Ante este panorama, la institución sugirió a las autoridades municipales del ramo, a fin de no relajar la vigilancia en puntos identificados como críticos en márgenes de los ríos; asegurar el funcionamiento adecuado de cárcamos, escotaduras y charnelas, y acelerar acciones de limpieza y desazolve de drenes y alcantarillas.


Redacción | GrupoVX | Domingo 12 de septiembre de 2021

A %d blogueros les gusta esto: