El pasado miércoles primero se septiembre te informamos que el empresario, Larry Ramos, esposo de Ninel Conde, tomó la decisión de quitarse el grillete que le impedía salir de su domicilio y convertirse en prófugo de la justicia de las autoridades de Estados Unidos. 

La tarde de ayer, distintos medios de comunicación especializados en temas del espectáculo aseguraron que el empresario se quitó el grillete e inmediatamente emprendió su escape. Al parecer se encontraba en su departamento de la ciudad de Miami, Florida en Estados Unidos.

¿Qué pasó?

De acuerdo con los primeros reportes, el empresario, acusado por el delito de fraude por varios millones de dólares, se quitó el grillete de seguridad que se le había instalado tras ser sentenciado a arresto domiciliario.

Al percatarse de lo ocurrido, Ninel Conde habría alertado a las autoridades de Estados Unidos, quienes inmediatamente comenzaron la búsqueda para intentar localizar al famoso empresario. Hasta el momento se desconoce su paradero. 

Ninel Conde, ¿a la cárcel?

Este jueves 2 de septiembre, los conductores del programa Hoy hablaron sobre la fuga de Larry Ramos y se detalló que Ninel Conde también podría tener fuertes problemas con las autoridades de aquel país en caso de que sea declarada culpable de dos delitos.

El reporte del matutino de San Ángel detalló que, al parecer, Larry Ramos decidió quitarse el grillete después de que le fuera notificado que sería suspendida la prisión domiciliaria por lo que sería trasladado a una prisión.

Después de dar anuncio a las autoridades de Estados Unidos, Ninel Conde sería investigada por su presunta participación en los delitos de complicidad o encubrimiento por la fuga de su esposo, Larry Ramos.

En caso de ser encontrada culpable, «La bombón asesino» podría recibir como sentencia de cinco a diez años de prisión. 

La polémica boda

En octubre de 2020, en plena pandemia por Covid-19, Ninel Conde celebró su boda con Larry Ramos. La boda dio bastante de qué hablar ya que originalmente se iba a celebrar en un inmueble de la Ciudad de México, pero las autoridades clausuraron el lugar debido a la emergencia sanitaria.

Contra todo pronóstico, la joven cantante llegó al altar, pero en un recinto del Estado de México. En ese entonces el novio era investigado por su participación en el delito de fraude. 

Fuente: El Heraldo de México

A %d blogueros les gusta esto: