Una pequeña de cuatro años que recién había entrado al jardín de niños murió a causa de Covid-19 apenas cinco horas después de que comenzó a sentirse mal, reveló su mamá, quien se oponía a las vacunas contra el coronavirus a pesar de haber dado positivo a la enfermedad un día antes.

Karra Harwood, mamá de Kali Cook, detalló a medios locales que la niña murió mientras dormía luego de haber tenido episodios de fiebre. Ella y su prometido, William Tucker, estaban en cuarentena en casa, ya que habían dado positivo a Covid-19 y supuestamente estaban apartados de Kali y sus hermanos, pues no querían infectarlos.

La madre de Kali es una de las muchas personas en Texas que se oponía a las vacunas contra Covid-19 y ahora dice estar muy arrepentida, pues fue esa enfermedad la que cobró la vida de su hija, «estaba en contra… ahora desearía no haberlo estado nunca», relató a un periódico local.

La niña recién había ingresado al jardín de niños, pero el rastreo de contactos que hicieron las autoridades sanitarias descartaron que hubiera sido allí donde contrajo el virus, ya que no hubo casos positivos en la búsqueda; lo cual quiere decir que la pequéña sí se contagió en casa, reportan medios estadounidenses.

Su mamá se encuentra devastada y arrespentida, pero lanzó una campaña de recaudación para cubrir todos los gastos del sepelio y para sobrevivir, ya que al estar en cuarentena ella y su promtido, no hay ingresos para sostener su casa. Afortunadamente, la gente se unió y le donó 20 mil dólares en poco tiempo.

La niña murió el mismo días que empezó con los síntomas. Foto: Especial

Covid-19 y vacunas en Texas

Texas ha sido uno de los estados del país del norte más afectados durante la pandemia de Covid-19, pues ha registrado un total de 3.83 millones de contagios acumulados, de los cuales más de 60 mil han terminado en la muerte, según información de The New York Times y la Universidad John Hopkins.

De acuerdo con medios locales como el Galveston County The Daily News, la tasa de vacunación en el estado es apenas superior al 50 por ciento a pesar del aumento de casos debido a la proliferación de la variante delta de Covid-19, que ya es la dominante. Galveston, la ciudad donde vivía Kali ha reportado casi 500 muertes por el virus. 

En cuanto a casos confirmados, suman casi 50 mil, de los cuales cuatro mil 900 se dieron en niños de 0 a 10 años, siendo la pequeña la primera defunción de un menor en la ciudad. «Busquen atención medica, si sus hijos están enfermos no digan ‘oh, van a estar bien'», pidió la mamá de la pequeña Kali.

Fuente: El Heraldo de México

A %d blogueros les gusta esto: