Muchos quisieran que sus familiares y hasta nosotros, nos gustaría vivir una larga vida sin preocupaciones, pero esto no suele pasar así, pues es necesario que siempre estemos prevenidos para no dejar a nuestros seres queridos desamparados. 

Un testamento tiene como objetivo ayudarte a hacer cumplir tu voluntad sobre el patrimonio que dejas al momento de tu muerte. Así, ofreces a tus seres queridos la tranquilidad de no tener que lidiar con la decisión de qué hacer con tu legado.

En México septiembre es denominado el mes del testamento, pues se ofrecen descuentos y facilidades para su trámite y puede ser el momento ideal para planificarlo, y regalarte la seguridad de que tus recursos financieros tengan el destino que deseas.

¿Cuáles son las características de un testamento?

Un testamento es un instrumento legal en el cual se manifiesta el destino que tendrán los bienes y recursos de una persona, una vez que ésta muera. Para garantizar su validez y cumplimiento es indispensable que cuente con la certificación de un notario. 

De acuerdo con Coru, estas son algunas de las características de este documento:

  • Personal. Este trámite se realiza a nivel personal, nadie puede acudir en representación de una persona para elaborarlo. Esto para proteger el patrimonio del testador y evitar beneficios por parte de un tercero.
  • Revocable. Se puede modificar las veces que decida el testador. Si el testador muere se tomará como válida la versión más actual del testamento.
  • Libre. Nadie puede obligar a una persona a realizar este trámite, es decir, debe hacerse de forma voluntaria pues no existe una obligación ni por parte de la ley o de alguna otra persona o institución.

¿Cuáles son las consecuencias de no elaborar un testamento?

La finalidad de un testamento es brindar certeza patrimonial a la familia; no obstante, si una persona fallece y no deja testamento la ley establece quiénes serán los herederos así como las proporciones que recibirán.

  • Sin testamento las familias podrían enfrentarse a situaciones como:
  • Un juez o notario determinarán de manera  arbitraria la propiedad  sobre  los bienes y recursos de la persona fallecida
  • Conflictos familiares por el reparto de bienes
  • Gastos por trámites y juicios sucesorios
  • Familiares e incluso otras personas cercanas a la persona difunta, pueden iniciar un proceso legal por dicho patrimonio (en caso de que exista). Este proceso se conoce como ‘sucesión de bienes’

“Durante el mes de septiembre, el costo promedio de este trámite ronda los dos mil 250 pesos, es decir, casi una cuarta parte de los ingresos mensuales de la mitad de las y los mexicanos. Sin embargo, un testamento es una inversión vital para garantizar la estabilidad financiera de las familias y asegurar su porvenir”, agrega Manuel Patlán, Chief Financial Officer de Coru. 

Fuente: 24 horas

A %d blogueros les gusta esto: