Una furiosa y angustiada madre exige la renuncia de una profesora que tapó la boca a su hijo con cinta adhesiva por no usar cubrebocas en Estados Unidos.

El incidente ocurrió en Las Vegas, Nevada cuando una maestra suplente supuestamente le pegó la cinta a un niño de 9 años de edad que se levantó a tomar un vaso de agua pero sin llevar puesto su cubrebocas que se negó a ponérselo.

De acuerdo con el padre del menor, el niño estaba muy molesto y lloraba porque fue humillado, declaró para la cadena de televisión Fox. La supuesta agresión sucedió en la escuela primaria Reedom en Mountain’s Edge en el condado de Clark. 

Desde julio, el Distrito Escolar del condado exigió el uso de cubrebocas en todas las escuelas por el Covid-19, sin importar la edad de los alumnos o el estado de vacunación Covid-19 para los mayores de edad.

Acusan a la profesora de aplicar un cruel castigo

La angustiada madre del niño dijo que la maestra se acercó a su hijo y frente a todos sus compañeros de clase le pegó la cinta tanto en su boca como en su frente lo que provocó que todos los niños estallan en carcajadas.

Después del hecho, el niño acudió a la dirección de la escuela para ir por algunas tareas que su papá le dejó, y ahí los funcionarios del plantel se dieron cuenta del “inusual y cruel castigo” que la maestra le hizo al infante.

El caso, que consideraron una exhibición de vergüenza pública, fue informado al director de la escuela. Los funcionarios fueron al salón de clases del menor agredido y vieron a otro niño con las mismas características del castigo.

No es la primera vez que castigan a un alumno

El niño reveló a su mamá que no es la primera vez que eso sucede, por lo menos en cinco ocasiones más se ha presentado el mismo “correctivo”.

El Distrito Escolar de Clark emitió un comunicado donde informa que está al pendiente del caso “El distrito está al tanto del incidente aislado y está tratando con el empleado a través de los canales adecuados. El director notificó de manera proactiva a la familia sobre la investigación”.

La mamá del niño se encuentra preocupada por el posible impacto duradero que sufra su hijo, mientras su padre aseguró que presentó una demanda en contra de la maestra y piensan en cambiar de escuela al menor.

Fuente: El Heraldo de México

A %d blogueros les gusta esto: