El intercambio de dos bebés hace 19 años por un «error humano» ha dado de qué hablar en España. Una de las afectadas, una joven de 19 años que descubrió el engaño, pide a la administración sanitaria tres millones de euros (más de 70 millones de pesos mexicanos).

Según la agencia EFE, los hechos ocurrieron en 2002 en un hospital al norte de España que ya no existe, cuando dos recién nacidas fueron confundidas al ser entregadas a sus familias. Casi dos décadas después, una de las ahora adolescentes, ha revelado el cambio de bebés.

Demanda millonaria por daños morales

En 2017, la abuela de la joven en cuestión, demandó al padre de su nieta por falta de manutención. Ante su negativa, aludiendo a que no era su hija, un juez ordenó una prueba de ADN, que confirmó que efectivamente no era el padre biológico.

Después, también se comprobó que la niña tampoco tenía relación biológica con la que consideraba su madre. Entonces, al cumplir 16 años, reclamó la averiguación de su identificación y se abrió una investigación que ha llevado al descubrimiento del grave error.

Para complicar más la situación, hace tres años murió la supuesta madre biológica de la afectada y aún sigue pendiente el resultado de la prueba de ADN que se hizo al que sería su supuesto padre y hermanos biológicos.

Un «error humano»

En un video compartido por RTVE Noticias, Sara Alba, Consejera de Salud de la Rioja (donde ocurrieron los hechos), declaró que la confusión de bebés se debió a un «error humano» y afirmó que ahora «sería imposible que algo así volviera a ocurrir» por los actuales sistemas de identificación.

«Se trata de una negligencia enorme, que habla por sí sola y por la que mi clienta pide más tres millones de euros por una responsabilidad patrimonial por daños morales«, dijo el abogado de la joven, José Sáez Morga, a EFE.

¿Y la otra niña?

En cuanto a la segunda pequeña, hoy joven de 19 años, según el jurista, «se mantiene en el anonimato», no tiene la intención de emprender acciones legales y no se ha pronunciado sobre si las dos afectadas por este intercambio de bebés mantienen alguna relación.

Fuente: El Heraldo de México

A %d blogueros les gusta esto: