En el planeta somos 7.8 billones de personas y el 60 por ciento de la población global ya es usuario de Internet, así lo dio a conocer en su último reporte Digital 2021, de Hootsuite y We Are Social. ¿Ahora imagínate que el internet colapse?

Un estudio del Grupo de Interés Especial en Comunicación de Datos de la ACM, afirma que una supertormenta que se produce una vez cada 100 años aproximadamente, podría afectar de forma catastrófica a diversas tecnologías humanas en la Tierra y sumir al mundo en un “apocalipsis de Internet”.

El texto detalla que el campo magnético de la Tierra protege a sus habitantes del viento solar -constituido por partículas cargadas procedentes del Sol- desviando el viento eléctrico hacia los polos del planeta y creando pintorescas auroras.

Sin embargo,  debido al ciclo de vida natural del Sol, estos vientos se convierten en supertormentas solares que pueden causar cortes catastróficos de Internet que cubran toda la Tierra y duren varios meses.

En la investigación, Sangeetha Abdu Jyothi, de la Universidad de California en Irvine y VMware Research, descubrió que las líneas de fibra óptica de larga distancia y los cables submarinos, que son una parte vital de la infraestructura mundial de Internet, son vulnerables a las corrientes producidas en la corteza terrestre por las supertormentas solares, también conocidas como eyecciones de masa coronal (CME).

La investigación también precisa que el impacto de las supertormentas solares no sería uniforme en todo el mundo.

Asia con más probabilidades de conservar su conectividad

El estudio señala que la infraestructura de Internet en las latitudes más altas, por encima del ecuador, se enfrentan a un mayor riesgo, y que Estados Unidos tiene un alto riesgo de quedar desconectado de Europa; mientras que Asia tiene más probabilidades de conservar la conectividad.

Aunque la probabilidad de que se produzcan estos fenómenos varía entre el 1.6% y el 12% por década, se estima que las posibilidades aumentan durante el periodo de máxima actividad del Sol en su ciclo creciente y menguante.

Sin embargo, dado que se espera que el sol sea más activo en un futuro próximo, la indagatoria alerta que la actual infraestructura de Internet no ha sido sometida a la prueba de los eventos solares fuertes.

Fuente: Radio Formula

A %d blogueros les gusta esto: