Como consecuencia de la acción de alérgenos como el polvo, hongos o los ácaros que se acumulan en los colchones, tres de cada 10 mexicanos llegan a padecer en la actualidad rinitis alérgica.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud más de la mitad de la población urbana tiene alergias, rinitis o asma y el porcentaje de consultas en hospitales por estos padecimientos aumenta casi 100 por ciento año tras año. Y la población infantil es el segmento más afectado por las alergias.

En México más de 36 millones de personas tienen rinitis y apenas 2 millones son tratadas adecuadamente o toman medidas para superar esta enfermedad, destacan cifras del Instituto Nacional de Pediatría.

Según diversos estudios de la Universidad de Ohio, los colchones de largo uso pueden albergar hasta 10 millones de ácaros, causantes de la alergia que provoca la inflamación de la mucosa nasal y que genera síntomas como comezón intensa en la nariz (conocida como rinorrea), obstrucción de las fosas nasales y estornudos.

Se calcula en estos estudios que, en tan sólo tres años de uso, el 10 por ciento del peso de un colchón estará conformado por ácaros y células de piel muerta; lo que se convierte en un foco de infección y, aunado a las condiciones climáticas, dispara hasta en 100 por ciento los casos de rinitis entre los meses de mayo y octubre.

“Entre los especialistas se tiene claro que, si la rinitis alérgica no es tratada adecuadamente, se corre el riesgo de que las personas puedan desarrollar padecimientos más severos como la sinusitis, el asma, la conjuntivitis alérgica, la otitis media serosa y la dermatitis atópica”, detalló Javier Altamirano, director una empresa especializada en limpieza de colchones.

En este escenario, Altamirano detalló que existe un tratamiento con luz ultravioleta, lo que inhabilita la capacidad de los organismos patógenos para infectar y reproducirse.

Fuente: El Heraldo de México

A %d blogueros les gusta esto: