Durante los últimos días, en plataformas digitales ha circulado una noticia que ocasionó gran debate en la población a nivel internacional. A través de Change.org, la plataforma de peticiones que se basa en la recolección de firmas, cientos de personas están exigiendo a las autoridades de Samara, una provincia rusa, que se otorgue el perdón para un sospechoso de asesinato y que se comprendan los motivos por los que actuó de tal manera. 

Hasta el martes 6 de septiembre, la petición extendida a las autoridades rusas acumula poco más de mil firmas para justificar el comportamiento del hombre en cuestión, quien decidió asesinar a su amigo cuando descubrió que el presunto pedófilo había abusado sexualmente de su hija. En Rusia, el Comité de Instrucción es la institución encargada de investigar grandes crímenes, por lo que la solicitud realizada por estas personas se dirige directamente a ella. 

¿Qué ocurrió?

El cuerpo de un hombre de 32 años fue encontrado el 2 de septiembre en un bosque cercano al pueblo de Vintái y, aunque los agentes aún se encuentran estableciendo cuáles fueron las circunstancias de la muerte, se presume que el hombre asesinado abusó de dos niñas de seis y nueve años. A partir de ello, se considera como principal sospechoso a un amigo del occiso, quien también resulta ser padre de una de las víctimas. 

De acuerdo con las primeras indagaciones, se cree que el hombre de 34 años actuó de esa forma tras descubrir las fotos del abuso a su pequeña hija, mismas que su supuesto amigo conservaba en el teléfono celular. Además, fue él mismo quien llevó a la policía hasta el lugar de los hechos, aunque aseguró que la muerte de su amigo había sido accidental. Sin embargo, las versiones de medios locales y la opinión pública han insinuado lo contrario. 

El sospechoso llevó a las autoridades al lugar de los hechos. Foto: Twitter @UMVD_69region

La verdad sobre el asesinato

La prensa local aseguró que el crimen había sido cometido a finales de agosto, lo que concuerda con las acciones realizadas por el presunto asesino. El día 25, Oleg Svirídov acompañó a su amigo al pueblo de, pues Viacheslav Matrósov necesitaba llevar un armario a su departamento. Una vez completada la tarea, la pareja de amigos decidió ir a celebrar con un trago. Sin embargo, en algún momento, Oleg se quedó dormido y Viacheslav comenzó a revisar su teléfono para descubrir algo aterrador.

En el teléfono celular del hombre asesinado, Viacheslav encontró un video en el que Oleg obliga a su hija a practicar sexo oral, de acuerdo con la versión de un residente, retomada por el diario Komsomólskaya Pravda. Y es que, aparentemente, la relación entre ambos era tan cercana, que en ocasiones se había quedado al cuidado de la menor. Ante la impactante situación, Viacheslav despertó a su entonces amigo a golpes, algo que fue confirmado por varios testigos. 

Más de mil personas en internet le han demostrado su apoyo. @_NOALCOMUNISMO

Confesó el asesinato

Fue el 2 de septiembre cuando él mismo acudió a la comisaría para confesar que él había matado a su amigo de manera accidental, pues la situación fue tan intensa que le golpeó la cabeza con una pala. Tras descubrirse lo sucedido, Oleg decidió herirse el pecho con un cuchillo, lo que ocasionó su muerte. Al tener la declaración de Viacheslav, la policía inició una investigación en la que se descubrió que dicho hombre también había abusado de otra niña, la hija de la mujer con la que convivía. Después de que el caso se hiciera público, las respuestas en internet parece que lograron convencer a las autoridades, quienes no encerraron al culpable en la cárcel, tan solo lo aplicaron un arresto domiciliario de dos años. 

Fuente: Excelsior

A %d blogueros les gusta esto: