El secretario de Seguridad Nacional (DHS) de EU, Alejandro Mayorkas, anunció ayer que ya no quedan migrantes haitianos en el campamento improvisado desde hace semanas bajo un puente cerca de la frontera con México.

«Ya no hay migrantes en el campamento debajo del puente (de la localidad) de Del Río», aseguró Mayorkas, y confirmó que su departamento ha organizado hasta 17 vuelos de expulsión con destino a Haití, en los que fueron trasladadas unas dos mil personas.

Del Río es la ciudad de Texas, en la frontera con México, a la que llegaron este mes miles de migrantes, en su mayoría haitianos, que se concentraron en un campamento instalado debajo de un puente fronterizo.

Según el secretario de seguridad nacional, cerca de 30 mil personas fueron retenidas en Del Río desde el 9 de septiembre, llegando a haber hasta 15 mil en una sola jornada.

El secretario, que tiene a cargo la protección de las fronteras y el sistema de inmigración estadounidense, confirmó que ocho mil de estos migrantes decidieron volver «de manera voluntaria» a México y unos cinco mil ya han sido procesados para determinar si son expulsados o afrontarán un proceso de deportación.

Además, 12 mil 400 migrantes podrán someter su caso ante un juez de inmigración para determinar si se les permite permanecer en Estados Unidos

Fuente: El Heraldo de México

A %d blogueros les gusta esto: