El boxeador mexicano Óscar Valdez fue acusado de dopaje y no pudo negarlo al recibir el resultado positivo de su segunda prueba de orina, lo que podría traerle consecuencias muy graves entre las que se encuentra la posibilidad de perder su cinturón superpluma del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

La sustancia en cuestión es la Fentermina (prohibida por la Agencia Mundial Antidopaje) que suprime el apetito y que es recetada para las personas que necesitan perder peso, aunque algunos sugieren que también se le puede dar otro uso.

“Las sustancias diuréticas prohibidas comúnmente son usadas para ‘limpiar’ otras sustancias prohibidas, no solamente para eliminar el agua del cuerpo. Como campeón, respeto a Valdez, pero esto es muy difícil de ignorar”, escribió en redes sociales el pugilista Jamel Herring.

Todo el Canelo Team ha sido señalado por los hechos, pero Óscar sería el primero en pagar las consecuencias pues su pelea de defensa contra el brasileño Robson Conceição pactada para el próximo 10 de septiembre podría ser cancelada.

Caleb Plant se une a las acusaciones

Por si no fuera poco, Caleb Plant, que posee el título de peso supermediano de la Federación internacional de Boxeo (FIB) y que es el próximo rival de Saúl ‘Canelo’ Álvarez, se unió a las acusaciones en redes sociales

“Si realmente empiezas a hacerte esas preguntas y realmente empiezas a desmenuzar esto, pregunta por pregunta ¿tiene sentido? No. En este deporte no hay lugar para los tramposos”, sentenció el estadounidense.

Cabe destacar que el Canelo dio positivo a clembuterol en 2018 previo a su combate contra Gennady Golovkin y Caleb se dio a la tarea de revivir el episodio.

“Todos ellos (Canelo Team) son sospechosos. Todo en ese campamento es intencional. Tienen el conocimiento, la experiencia para saber, y tienen los recursos para tener a lo mejor de lo mejor en cualquiera cosa que quieran, tacos o carne”, apuntó.

Fuente: El Heraldo de México

A %d blogueros les gusta esto: