Hace un par de semanas la joven Lindsay Bull, una entrenadora de animales de Utah, Estados Unidos, se acercó a un estanque de cristal para poder darle de comer al caimán Darthgator, quien es la atracción principal del centro Scales and Tails.

Pese a que esta acción la realizaba todos los días, esta vez el reptil le mordió la mano y se negó por varios minutos a soltarla hasta que el joven Donnie Wiseman, uno de los invitados de una fiesta acudió a ayudarla.

En video viral se puede apreciar cómo Lindsay abrió la cristalera para alimentar al reptil, sin embargo éste respondió mordiéndole su mano izquierda y arrastrándome hacia el agua.

Luego de esta acción, Wiseman saltó al interior del estanque y tras varios minutos logró inmovilizar al caimán haciendo presión sobre su cuerpo. 

Bull fue operada tras el incidente

Gracias a la afortunada intervención del joven todo quedó en un susto y la mujer se liberó del ataque. Posteriormente Lindsay Bull, fue trasladada de emergencia al hospital, donde fue operada tras sufrir daños en los tendones y varios huesos rotos en la muñeca y la mano.

De acuerdo con los médicos sometieron a la joven a un tratamiento antibiótico agresivo para prevenir infecciones.

La entrenadora posteriormente en una entrevista pensó que Darthgator le daría un pequeño mordisco y posteriormente la soltaría, sin embargo sintió que atacaba con mayor fuerza y fue cuando se dio cuenta que la lesión ya era grave.

Fuente: El Heraldo de México

A %d blogueros les gusta esto: