El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo que no quiere que se use su nombre y su figura para nombrar calles, hospitales o escuelas, o realizar estatuas en su honor “porque ya no es tiempo de rendir a las personalidades”.

Lo anterior, en torno a la calzada de los presidentes (espacio para colocar estatuas de los mandatarios), donde la piedra que se destinó para colocar una estatua de López Obrador quedará vacía.

“Acerca de las estatuas, pues sólo las que tienen que ver con nuestra cultura porque ya no es tiempo de rendir a las personalidades”, dijo.

López Obrador dijo que en su testamento dejó claro “que no quiero que se use mi nombre para nombrar ninguna calle, no quiero estatuas, no quiero que usen mi nombre para nombrar una escuela, un hospital, nada absolutamente”.

“Yo creo que el mejor homenaje que se ofrece a dirigentes, incluso a héroes, heroínas, es siguiendo su ejemplo, no convirtiéndolos en piedra. Lo más importante es eso”, aseveró.

Sí está de acuerdo, aclaró, con que se coloquen estatuas que exalten la cultura de los pueblos originarios como “la cabeza de mujer estilizada con rasgos olmecas que se va a instalar (en la Ciudad de México), que se va a poner donde estaba la glorieta a Colón que se va a reubicar, en eso sí estoy totalmente de acuerdo”.

“A partir de la invasión hace 500 años se quiso ocultar el pasado artístico, cultural, de los pueblos originarios, las grandes culturas del México prehispánico y eso lo tenemos que exaltar”, recalcó.

Fuente: El Heraldo de México

A %d blogueros les gusta esto: